Ciudad del Vaticano, EFE.- El papa Francisco recordó durante la audiencia general al coincidir hoy con el Día internacional dedicado a los niños desaparecidos, que es un “deber” de todos protegerlos de la explotación y los abusos.

“Hoy es el Día internacional de los Niños Desaparecidos. Es un deber de todos proteger a los niños, sobre todo a los que están expuestos a un elevado riesgo de explotación, trata y conductas desviadas”, expresó.

Francisco también anheló que “las autoridades civiles y religiosas puedan sacudir y sensibilizar las conciencias, para evitar la indiferencia ante el sufrimiento de los niños solos, explotados y alejados de sus familias y de su contexto social, niños que no pueden crecer serenamente y mirar con esperanza al futuro”.

Invitó a los fieles a unirse en oración para que estos niños “puedan volver al afecto de sus seres queridos”.

Deja un comentario