Ciudad del Vaticano, EFE.- El papa Francisco dijo este domingo unas palabras para las víctimas del “violento terremoto que ha golpeado Ecuador” e invocó “la ayuda de Dios y de los hermanos” para que otorgue a los afectados “fuerza y apoyo”.

“Un violento terremoto ha golpeado Ecuador, causando numerosas víctimas e ingentes daños. Recemos por su población, y también por la de Japón, donde se han registrado algunos terremotos estos días”, dijo el papa tras el rezo del Regina Coeli, que sustituye al Ángelus en periodo pascual.

Francisco pidió “la ayuda de Dios y de los hermanos para que les conceda (a los afectados) fuerza y apoyo”.

Ecuador registró durante la pasada noche un terremoto en el norte de su región costera de 7,8 grados en la escala abierta de Richter, que se ha saldado con la muerte de personas y centenares de heridos.

Tras el desastre que ha provocado además cuantiosos daños materiales, el Gobierno ecuatoriano ha declarado el estado de emergencia en las provincias afectadas -Esmeraldas, Manabí, Guayas, Santo Domingo de los Tsáchilas, Los Ríos y Santa Elena- así como el estado de excepción en todo el territorio nacional.

Deja un comentario