Ciudad del Vaticano. El papa Francisco dirigió hoy unas palabras a las víctimas de las explosiones ocurridas el miércoles en una terminal de contenedores del puerto de Tianjin, al norte de China, durante la celebración de la Fiesta de la Asunción de la Virgen en el Vaticano.

“Mi pensamiento se dirige, en este momento, a la población de la ciudad de Tianjin, en la China septentrional, donde algunas explosiones en el área industrial han causado numerosos muertos y heridos, e importantes daños”, dijo Jorge Bergoglio desde la ventana del palacio apostólico vaticano, tras el rezo del Ángelus. “Garantizo mi oración a aquellos que han perdido la vida y a aquellos que están sufriendo esta desgracia.

Que el Señor les dé alivio a ellos y apoyo a todos los que trabajan para disminuir su sufrimiento”, agregó. El papa Francisco pronunció estas palabras frente a los miles de fieles que se congregaron en la Plaza de San Pedro, y no en Castel Gandolfo como en el pasado ha sido habitual, tras el rezo del Ángelus con motivo de la Fiesta de la Asunción de la Virgen.

El suceso ocurrió el pasado 12 de agosto, cuando se produjeron dos explosiones causadas por productos inflamables en una terminal de contenedores en el municipio de Tianjin. Hasta el momento, el balance es de 85 muertos, 21 de ellos bomberos, más de 700 de heridos y un número indeterminado de desaparecidos. EFE

Deja un comentario