Ciudad del Vaticano,EFE. El Papa criticó hoy a los “avispados” que tratan de lucrarse en el Jubileo y recordó que “la salvación no se paga”, después de que se hayan confiscado miles de bendiciones papales falsas que iban a ser vendidas a los peregrinos.   “Cuando crucéis la Puerta Santa, estad atentos de que no haya nadie demasiado avispado o listo que dice que hay que pagar.

No, la salvación no se paga, no se compra”, dijo el pontífice durante la audiencia general que celebra cada miércoles en la plaza de San Pedro.   Francisco recordó que “la salvación es Jesús y Jesús es gratis”.   “Atentos, Él nos dice que hay ladrones y bandoleros. Así que estad atentos, la salvación es gratis”, subrayó.   Las palabras del papa se producen después de que las autoridades italianas confiscaran el lunes un total de 3.500 pergaminos de bendiciones papales falsos que iban a ser vendidos a los peregrinos que lleguen a Roma para participar en el Jubileo.

Las falsas bendiciones fueron descubiertas en un comercio próximo a la plaza de San Pedro y presentaban la imagen del papa Francisco y los escudos del Vaticano y del pontífice.   Habían sido imprimidos en italiano, español, portugués e inglés bajo el título “Bendición del peregrino” y fueron confiscados durante una operación conjunta entre la Guardia de Finanzas y la Gendarmería vaticana.

El responsable de la impresión fraudulenta, que no disponía de la autorización vaticana, ya ha sido denunciado por producción y comercio con objetos falsificados, pues el valor de los pergaminos incautados asciende a unos 70.000 euros. EFE

Deja un comentario