CIUDAD DEL VATICANO, (EFE).- El papa Francisco aceptó recibir el premio Carlomagno 2015, de “manera excepcional” ya que normalmente no lo hace, “como gesto para que Europa trabaje por la paz”, informó el Vaticano.

El portavoz de la oficina de prensa del Vaticano, Federico Lombardi, explicó que el pontífice argentino acepta el premio, “pero de manera del todo excepcional”, de esta institución con sede en Aquisgrán (oeste de Alemania) que se lo ha concedido por su contribución a la unidad europea.

Lombardi explicó que su decisión de aceptarlo es sobre todo en nombre “de la paz y por quien se compromete por la paz en Europa y en el mundo, en este momento” en el que se habla “de una guerra mundial a trozos”.

“Recibo este premio para dedicarlo a Europa como gesto para animar a trabajar por la paz”, son las palabras que refirió el papa al portavoz.

Francisco siempre se ha dicho contrario a acoger premios y galardones y aunque lo ha aceptado en este caso no irá a recibirlo a Aquisgrán sino que una delegación de la institución acudirá a Roma para entregarlo en una fecha aún por definir.

Los premios Carlomagno se entregan desde 1950 a personalidades o instituciones que se hayan destacado por los méritos a favor de Europa.

Entre las figuras distinguidos con el galardón destacan el ex presidente francés François Mitterrand y el canciller Helmut Kohl, ex aequo (1988), el ex presidente estadounidense Bill Clinton (2000), el papa polaco Juan Pablo II (2004) y la canciller Angela Merkel (2008).

Por parte española lo han recibido el rey Juan Carlos I (1982), el ex presidente del Gobierno Felipe González (1993) y el ex secretario general de la OTAN Javier Solana (2007). EFE

Deja un comentario