SANTO DOMINGO. El Ministerio de Medio Ambiente informó ayer que incrementó la vigilancia en los principales ríos y zonas boscosas, a fin de garantizar el cumplimiento de la resolución que prohíbe las actividades de extracción de agregados para construcción y el aprovechamiento de árboles maderables durante el tiempo que permanezca la época de sequía en el país.

Además, se dispuso una movilización del personal de las direcciones provinciales ambientales para evitar que se procuren incendiar bosques como retaliación por las decisiones de las autoridades. También se aprobó la erogación de los recursos económicos necesarios para el apoyo logístico de las actividades que se harán en todo el territorio nacional.

La información fue dada a conocer por Medio Ambiente a través de un comunicado, luego de una reunión que encabezó el titular, Bautista Rojas Gómez. La institución comunicó que envió copias de la resolución a los ministerios de la Presidencia y de Defensa, a la Policía Nacional y a la Autoridad Metropolitana del Transporte (Amet).

La medida se aplica a las extracciones de materiales para la construcción de los cauces de los ríos y de sus periferias, no así las canteras secas debidamente autorizadas. Sostiene que entre los ríos priorizados con la vigilancia figuran el Yubaso, Yuna, Yaque del Norte, Nizao, Haina, Fula, Jatubey, Masipedro, Jima y Yuboa.

En las últimas semanas, Medio Ambiente ha recibido críticas, principalmente en las redes sociales, por supuestamente permitir corte de árboles en zonas boscosas, y extracción de materiales de ríos cuando el país sufre sequía.

Deja un comentario