París, (EFE).- Los doce miembros del Grupo de Acreedores de Cuba decidieron hoy condonar a este país 8.500 millones de dólares de intereses generados por el retraso en el pago de su deuda, en un acuerdo que prevé también canjear una parte de los intereses históricos en proyectos de desarrollo.

Francia, que es el principal de estos doce acreedores y que perdonará 4.000 millones, explicó en un comunicado de su ministro de Finanzas, Michel Sapin, que Cuba abonará a cambio unos 2.600 millones de dólares de retrasos -que había dejado de pagar-, escalonados en un periodo de 18 años, para “tener en cuenta la situación económica” de la isla.

Sapin, que consideró “histórico” el acuerdo”, subrayó que “resuelve definitivamente la cuestión de la deuda de medio y largo plazo” de Cuba con ese grupo, al que no reembolsaba la deuda desde finales de los años 1980.

También precisó que los doce países acreedores recibirán una parte de los intereses históricos (240 millones de dólares en el caso de Francia), mientras que la otra parte (230 millones para Francia) se convertirán en proyectos de desarrollo.   El departamento francés de Finanzas estimó que el acuerdo “abre el camino para una nueva era en las relaciones entre Cuba y la comunidad financiera internacional”. EFE

Deja un comentario