El consumo moderado de cerveza y de otras bebidas fermentadas puede reducir el riesgo de sufrir hipertensión, según concluye un estudio realizado por varios doctores del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, que fue presentado en Almería.

El doctor José A. García-Donaire, del Servicio de Investigación Biomédica, y las doctoras María Abad y Nieves Martell, de la Unidad de Hipertensión Arterial en dicho hospital, han realizado el documento titulado ‘Importancia del estilo de vida saludable en el hipertenso. Efecto del consumo moderado de cerveza’.

Con las conclusiones de dicho estudio, la Sociedad Española de Hipertensión (SEH-LELHA) y el Centro de Información Cerveza y Salud (CICS) distribuirán un documento destinado a pacientes en las Unidades de Hipertensión de los hospitales andaluces.

Incluirán conclusiones como el hecho de que los ingredientes naturales de la cerveza están «significativamente» asociados a una reducción del riesgo cardiovascular y a una mejoría «considerable» en el control de la tensión arterial, siempre que se consuma de manera moderada, indica la CICS en un comunicado.

Recomendaciones contra la hipertensión

«El mantenimiento de un estilo de vida saludable también puede ayudar a retrasar o a prevenir de forma segura y eficaz la aparición de la enfermedad», afirma García-Donaire.

Apuntan a que otra ventaja de un consumo moderado de cerveza para los hipertensos se encuentra en su baja cantidad de sodio, ya que la mayoría de los estudios científicos demuestran la relación entre el incremento de la presión arterial y el consumo de alimentos con alto contenido en sal, explica García-Donaire.

Insistirán en otras recomendaciones para pacientes hipertensos como el incremento de la actividad física y ejercicio moderado al menos durante media hora, entre cinco y siete días a la semana.

Deja un comentario