SANTO DOMINGO. Jesús Pascual Cordero Martínez, El Chino, quien era perseguido por narcotráfico y lavado de activos, aseguró que no se había entregado a la justicia porque está enfermo de diabetes y de la presión alta.

Pascual cordero afirmó que pensaba que no podía sobrevivir en una cárcel debido a sus condiciones de salud.

El Chino formaba parte de una lista de “los diez más buscados” por las autoridades. El apresamiento se produjo en una clínica del Distrito Nacional tras una ardua operación de Inteligencia por miembros de la Dirección Antinarcóticos de la Policía Nacional y la Dirección Central De Investigaciones Criminales de la Policía Nacional.
La Procuraduría le garantizó atenciones médicas y protección a su integridad física.

Informó que se le conocerá medidas de coerción en Higüey, provincia, municipio en donde enfrenta acusaciones de poseer una finca con “cocaína base” procedente de Perú y que alegadamente sería convertida en cocaína líquida.

 

Deja un comentario