CIUDAD DE MEXICO, AP.-La defensa del líder del narcotráfico Joaquín “El Chapo” Guzmán interpuso dos juicios de amparo para intentar frenar su extradición a Estados Unidos, donde es requerido por diversos delitos relacionados con sus actividades en el cartel de Sinaloa.

José Refugio Rodríguez, coordinador del equipo defensor de Guzmán, dijo el martes a The Associated Press que los juicios fueron presentados la noche del lunes en un juzgado de la Ciudad de México.

Ahora inicia una nueva etapa jurídica que podría demorar varios meses antes de que la justicia mexicana resuelva si finalmente concede o no la extradición de “El Chapo” al país vecino del norte.

El abogado dijo que entre los argumentos contra la extradición está que algunos de los delitos habrían prescrito y que es acusado por terceras personas, no por gente que lo conociera directamente. Rodríguez estimó que el caso podría tardar hasta tres años.

El gobierno de México concedió a fines de mayo la extradición de “El Chapo” a Estados Unidos a partir de dos solicitudes de cortes federales en California y Texas.

En California es acusado de asociación para importar y distribuir cocaína, mientras que en Texas también es acusado de homicidio, posesión de armas y lavado de dinero.

La cancillería mexicana señaló que el gobierno estadounidense dio garantías de que el capo no enfrentará la pena de muerte, una condición de México para extraditar a cualquiera de sus ciudadanos a otro país.      Sin embargo, el abogado de Guzmán dijo que no hay garantías suficientes de que eso ocurrirá bajo el argumento de que la embajada no tiene poderes suficientes para evitar que la justicia en su país lo condene a la pena capital.

“¿Quién es el embajador para comprometerse a esoé”, cuestionó. “Es el representante de Estados Unidos para relaciones diplomáticas y carece de facultades para decir que no se aplicará la pena de muerte”, añadió.

A pesar de que sólo se presentaron dos procesos de extradición Guzmán enfrenta acusaciones de siete fiscalías federales en Estados Unidos incluidas las de Chicago, Nueva York, Miami y San Diego.

Recientemente funcionarios de seguridad estadounidenses dijeron a AP en Estados Unidos que Guzmán podría ser procesado en Brooklyn.

Guzmán se encuentra detenido en una prisión de Ciudad Juárez, cerca de la frontera con Estados Unidos, adonde fue repentinamente transferido hace algunas semanas en un movimiento que el gobierno dijo que tenía que ver con nuevas obras para fortalecer la seguridad en la prisión donde se encontraba, cerca de la capital mexicana.

Deja un comentario