San Juan,(EFE).- Las autoridades caribeñas han comenzado los preparativos para la propagación masiva del virus del Zika, con el incremento de campañas de educación pública y la adopción de protocolos de detección y tratamiento.

“En la mayoría de los países de la región hay una alta probabilidad de contagio ya que el zika puede y se va a propagar a otros territorios” del Caribe, aseguró hoy Joy St. John, directora de la Unidad de Vigilancia, Prevención y Control de Enfermedades de la Agencia de Salud Pública del Caribe (Carpha, por su sigla en inglés).

Durante una conferencia de prensa transmitida por internet, St. John detalló que, hasta el momento, cuatro países del Caribe han identificado casos confirmados de esta enfermedad: Guyana, Barbados, Surinam y Haití, así como Puerto Rico (territorio no incorporado de EE.UU.).

En respuesta a la previsible propagación del virus por la región, la doctora reveló que el organismo regional, con sede en Trinidad, incrementará sus esfuerzos para el análisis de muestras recogidas en los Estados miembros, a los que instó a enviarlas durante los tres primeros días de contagio.

El virus del Zika, transmitido por el mosquito Aedes aegypti -el mismo del dengue y el chikunguña-, amenaza particularmente a las mujeres embarazadas, puesto que se cree que puede guardar relación con el nacimiento de niños con microcefalia.

En ese sentido, la isla de Barbados ha sido seleccionada por Carpha para emprender un programa piloto que documente los casos de mujeres en los primeros meses de embarazo que presenten síntomas del virus del Zika y estudiar luego si de alguna de ellas nace algún niño con microcefalia.

St. John enfatizó durante la conferencia que los países del Caribe “tienen la obligación” de reducir los riesgos del virus del Zika e informar a sus respectivas poblaciones de esta amenaza.

Por otra parte, el sector turístico reforzó hoy su interés en colaborar con la observación e investigación de los casos confirmados del virus del Zika.

La Organización de Turismo del Caribe (CTO, por su sigla en inglés) detalló en un comunicado que el organismo, junto a la Asociación Caribeña de Hoteles y Turismo, colaborarán con Carpha para comunicar medidas de prevención y control a los residentes y visitantes de los destinos turísticos de la región.

“Con más de 700 islas en 30 territorios del Caribe, las condiciones (de prevención y control) variarán de nación en nación”, indicó el CTO.

La enfermedad que genera el virus del Zika puede causar fiebre, aunque no muy alta; ojos rojos sin secreción y sin picazón; erupción cutánea con puntos blancos o rojos y en menor frecuencia, dolor muscular y articular, aunque también se ha asociado con graves problemas en el desarrollo del feto en el caso de las mujeres embarazadas.

Carpha está integrada por Anguila, Antigua y Barbuda, Aruba, Bermudas, Bahamas, Barbados, Belice, Curazao, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, Montserrat, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Martín, San Vicente y las Granadinas, Surinam, Trinidad y Tobago, Turcas y Caicos, y las Islas Vírgenes Británicas. EFE

Deja un comentario