ESPAÑA.- El Barcelona ha cerrado el ejercicio 2014-15 con un beneficio de quince millones de euros, tras lograr una facturación récord de 608 millones, cifras que se desprenden del informe de la auditora Deloitte que esta noche ha publicitado la comisión gestora del club azulgrana.

En su informe de auditoría, Deloitte no incluye ninguna salvedad en los grandes números del Barcelona de la temporada pasada, que le han llevado a una facturación récord, en gran medida gracias a los premios recaudados por alcanzar el triplete (Copa, Liga y Liga de Campeones).

Lo que ha provocado que la facturación haya sido récord es la partida de márketing y lo recaudado por la explotación del Camp Nou.

Por mercadotecnia, el Barcelona ha pasado de facturar 169 a 225 millones de euros, mientras que el Camp Nou ha generado unos ingresos de 149 millones, por 128 millones de la temporada anterior.

Finalmente, un dato no tan halagüeño ha sido el incremento de la deuda, una de los principales obsesiones de la anterior junta, después de que estableciese en 431 millones la herencia recibida de la junta de Joan Laporta.

Después de cuatro años rebajando este parámetro, en la pasada temporada ascendió de 287 a 328 millones de euros.

Deja un comentario