WASHINGTON (EFE).- El apellido del magnate Donald Trump, favorito para la nominación presidencial republicana, aparece ligado a 32 sociedades “offshore” (inscritas en un paraíso fiscal) en la base de datos de los papeles de Panamá, publicada esta semana por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ).

En el buscador de los papeles de Panamá, las empresas aparecen vinculadas a cinco direcciones postales, dos en Panamá, otras dos en Seúl (Corea del Sur) y una más en Estados Unidos.

La dirección de EE.UU. -número 725 de la Quinta avenida de Nueva York- corresponde con la Trump Tower, uno de los rascacielos más altos de Manhattan, propiedad del magnate y desde donde dio, por ejemplo, su discurso de victoria tras ganar las primarias del estado de Nueva York de cara a las elecciones presidenciales de noviembre.

No obstante, durante años Trump ha vendido su nombre y su imagen a grupos inversores, por lo que la aparición de su apellido en los papeles de Panamá no le vincula necesariamente con sociedades “offshore” creadas por el bufete panameño Mossack Fonseca supuestamente para que los grandes capitales eludan al fisco.

Los documentos de la base de datos publicados el 9 de mayo por el ICIJ, con sede en Washington, provienen de la firma panameña y se refieren en total a casi 214.000 sociedades.

De las 32 empresas que contienen el apellido de Trump, destacan dos que llevan el mismo nombre del Trump Ocean Club, un hotel de Panamá que con sus 284 metros de altura es uno de los edificios más altos de Latinoamérica y que ha sido uno de los proyectos inmobiliarios más distintivos del magnate.

Las dos sociedades que en el banco de datos aparecen vinculadas a este proyecto son Trump Ocean Club 5002 Inc, inscrita el 20 de junio de 2006 en Panamá y ya disuelta; y Trump Ocean Club Unit 2710 Inc, creada el 7 de mayo de 2007 y ya inactiva.

Estas dos empresas aparecen inscritas en Panamá, pero el apellido Trump aparece también ligado a sociedades inscritas en las islas Vírgenes Británicas, Panamá, Samoa y las islas Seychelles.

En un mensaje que aparece al entrar en la base de datos, el ICIJ advierte que las sociedades “offshore” tienen “usos legítimos” y subraya que no pretende inferir que las personas o las compañías que aparecen en los documentos hayan incumplido la ley.

En total, el escándalo de los papeles de Panamá abarca más de 11,5 millones de documentos del bufete Mossack Fonseca, especializado en la gestión de capitales en paraísos fiscales, y afecta a más de 140 políticos y altos funcionarios de todo el planeta, entre ellos varios jefes o exjefes de Estado y de Gobierno o a sus familiares. EFE

Deja un comentario