Washington, (EFE).- El Gobierno estadounidense lamentó hoy la decisión del Consejo Electoral Provisional (CEP) de Haití de comenzar de nuevo las elecciones presidenciales, ya que “retrasará” la instalación de un nuevo presidente electo constitucionalmente. “El pueblo haitiano merece que sus voces sean oídas, no diferidas”, indicó Mark Toner, portavoz adjunto del Departamento de Estado de EE.UU., en su rueda de prensa diaria. Toner reprochó que “esta nueva extensión del proceso hará que sea improbable que un nuevo presidente electo tome posesión antes del 7 de febrero de 2017″.

“Haití tiene una necesidad urgente de tener representantes electos en todos los niveles del Gobierno, incluidos al más alto nivel”, agregó.

Este lunes, el Consejo Electoral Provisional (CEP) de Haití invalidó las elecciones presidenciales celebradas el año pasado y convocó a nuevos comicios. De acuerdo con el nuevo calendario electoral, el 9 de octubre se celebrará la primera vuelta, y, en caso de ser necesario, el 8 de enero de 2017, la segunda.

Así, el CEP sigue las recomendaciones contenidas en el informe de la Comisión de Verificación sobre los resultados de la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Haití. El pasado 30 de mayo, dicha comisión recomendó anular los comicios presidenciales celebrados el año pasado en el país y la organización de un nuevo proceso electoral al haber detectado casos de fraude.

Haití celebró el 25 de octubre de 2015 la primera vuelta de las elecciones para elegir presidente, la totalidad de la Cámara de Diputados y una parte del Senado, así como a gran parte de los Gobiernos municipales. Sin embargo, la segunda vuelta de los comicios fue aplazada tres veces y el presidente Michel Martelly finalizó en febrero pasado su mandato constitucional de cinco años sin entregar el poder a un sucesor legítimo, accediendo al cargo Jocelerme Privert, presidente del Senado. EFE

Deja un comentario