WASHINGTON (EFE).- Estados Unidos dijo hoy estar “convencido” de que Brasil puede afrontar el “momento desafiante” que atraviesa, en referencia al juicio político al que puede ser sometida su presidenta, Dilma Rousseff.

“Estamos siguiendo de cerca el proceso político en Brasil”, dijo el portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, en su rueda de prensa diaria, pero declinó hacer ninguna valoración sobre la posible salida del poder de la mandataria.

Kirby aseguró que Estados Unidos considera las instituciones de ese país lo “suficientemente maduras” como para abordar la crisis actual desde un punto de vista “democrático” y “de acuerdo a la Constitución brasileña”.

Este domingo, la oposición de Brasil reunió en el pleno de la Cámara de Diputados los 342 votos necesarios para que prosiga el proceso contra Rousseff, con lo que el Senado decidirá si inicia un juicio con miras a su destitución.

La acusación se fundamenta en unas supuestas maniobras contables ilegales para maquillar los resultados del Gobierno en 2014 y 2015, modificar presupuestos mediante decretos y acumular deudas y contratar créditos con la banca pública.

La propia Rousseff ha negado esas acusaciones, al tiempo que su defensa las ha calificado de meras “faltas” administrativas que no bastarían para una destitución, por lo que han repetido que Brasil está frente a “un golpe de Estado”. EFE

Deja un comentario