WASHINGTON, EFE.- El Gobierno estadounidense dijo hoy que “toma muy en serio” y está revisando todas las denuncias de corrupción desveladas por la filtración masiva de los “Papeles de Panamá”, incluidas las acusaciones que podrían tener un vínculo con Estados Unidos o con su sistema financiero.

Ni el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, ni un vocero del Departamento de Justicia, Peter Carr, quisieron comentar sobre los casos específicos de autoridades de todo el mundo, entre ellos aliados de EE.UU., que presuntamente recurrieron al bufete panameño Mossack Fonseca para desviar sus fortunas a paraísos fiscales.

“Aunque no podemos comentar sobre los detalles de estos documentos, el Departamento de Justicia de EE.UU. toma muy en serio todas las acusaciones creíbles de alto nivel sobre corrupción en el extranjero que podrían tener un vínculo con Estados Unidos o nuestro sistema financiero”, dijo Carr en declaraciones a Efe.

En su rueda de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca aseguró que EE.UU. “sigue siendo uno de los principales defensores de la necesidad de una mayor transparencia en el sistema financiero internacional”.

Earnest consideró que esa transparencia es clave para “arrancar la corrupción de raíz” y acabar con la “financiación de organizaciones terroristas”.

“Como líder en este campo y como la mayor economía del mundo, Estados Unidos tiene la oportunidad de usar parte de su influencia para conseguir los cambios que nos gustaría ver (en el sistema financiero internacional) y eso es algo que hemos hecho y seguiremos haciendo”, apuntó Earnest.

El portavoz dijo desconocer “cómo se hicieron públicos los documentos” difundidos este domingo por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación y evitó precisar si considera positiva su publicación.

Tampoco quiso entrar a valorar la presunta implicación en el escándalo de algunos de los aliados de EE.UU., como el presidente argentino, Mauricio Macri, o el primer ministro británico, David Cameron; ni tampoco la del mandatario ruso, Vladimir Putin.

Earnest destacó que los Departamentos del Tesoro y de Justicia de EE.UU. tienen expertos que “examinan regularmente las transacciones del mercado internacional para determinar su coherencia con las sanciones y leyes” estadounidenses. EFE

Deja un comentario