MIAMI.- El presentador y animador de televisión más conocido de Latinoamérica, el chileno “Don Francisco”, se despide hoy de sus seguidores a los 74 años de edad con la última emisión del espacio “Sábado Gigante”.

Mario Kreutzberger Blumenfeld, verdadero nombre del también creador de los “teletones” solidarios, nació el 28 de diciembre de 1940 en Talca, Chile, país al que sus padres, judíos alemanes, habían llegado ese año huyendo del régimen nazi.

Sus progenitores regentaron un negocio de sastrería y en 1961 lo enviaron a Estados Unidos para estudiar inglés y todo lo referente a la profesión familiar.

Mario se dio cuenta allí del poder y la magia de la televisión, por lo que regresó a Chile un año después y renunció al mundo de la sastrería para dedicarse a su nueva vocación.

El 8 de agosto de 1962 comenzó a presentar en el Canal 13 de la televisión chilena el programa “Show dominical”, embrión del que poco después se convirtió en “Sábados Gigantes”.

También en Chile se puso al frente del programa “Teletón”, emitido por vez primera los días 8 y 9 de diciembre de 1978 con el fin de recaudar fondos para la Sociedad Pro Ayuda del Niño Lisiado. Desde entonces se repite anualmente.

El dinero recaudado por los “teletones” de Chile lo gestiona desde 1986 la Fundación Teletón, de la que “Don Francisco” es director honorario.

El formato del “teletón”, en el que colaboran artistas y famosos, lo exportó luego a otros países americanos, para lo cual creó en 1998 la Organización Internacional de Teletones (Oritel), que agrupa a las 13 naciones en las que se realizan, incluido EE.UU. desde 2012.

Algunos de estos telemaratones, en los que se recaudaron decenas de millones de dólares, tuvieron como beneficiarios a los damnificados de grandes catástrofes, como huracanes o terremotos.

El éxito de “Sábados Gigantes” fue tal que el presentador se trasladó a Miami (EE.UU.) para su realización, desde el 12 de abril de 1986, en la cadena Spanish International Network (SIN), luego Univisión.

Durante seis años se grabó en dos versiones, para el público latino y para el chileno, y fue en esa etapa norteamericana cuando el programa perdió la “s”, para llamarse “Sábado Gigante”.

El espacio de variedades se convirtió en uno de los más vistos en Estados Unidos y en 1993 entró en el Libro Guinness de los Récords como el programa de televisión más longevo de América. Llega a 43 países de América y Europa, con una audiencia semanal de 100 millones de personas.

Aunque “Sábado Gigante” se emite hoy por última vez, Mario Kreutzberger continuará ligado a Univisión en otros proyectos y programas de entretenimiento.

Para este mismo canal presentó desde octubre de 2001 y hasta los primeros meses de 2012 el espacio “Don Francisco Presenta”, en el que entrevistaba a famosos y personas desconocidas que hacían cosas relevantes. Además fue el encargado de presentar el 31 de diciembre de 1999 el especial “¡Feliz Milenio!”.

Kreutzberger dirigió entre 2005 y 2007 la película documental “Testigos del silencio”, sobre campos de concentración nazis.

Es autor de los libros biográficos “¿Quién soy yo?”, publicado en Chile a finales de los años 70, y “Don Francisco: Entre la espada y la TV” (2002), en colaboración con el periodista chileno Mauricio Montaldo.

Fue el impulsor para que un centenar de artistas hispanos grabaran en 2001 la canción “El último adiós”, en homenaje a las víctimas de los atentados del 11 de septiembre.

En Chile tiene negocios en los sectores hotelero y agroalimentario (aceite y vino), y es propietario del 20 por ciento de Americatel, una operadora telefónica de larga distancia en EE.UU.

En marzo de 1994 fue nombrado representante especial del Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef).

Tiene una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood desde junio de 2001 y se le puso su nombre a una calle en Santiago de Chile (2002) y a otra en el Alto Manhattan de Nueva York (2015).

Entre los reconocimientos recibidos en su país figuran un doctorado “honoris causa” por la Universidad del Pacífico de Chile (2003), la Orden al Mérito “Gabriela Mistral” (2003), la Gran Estrella de Oro (2008) -en su grado de Gran Oficial- o la Orden de la Cruz de Sur (2012).

En Estados Unidos ha sido galardonado con un Emmy de televisión en español (2005), el premio de la revista estadounidense Fama, el Premio de Liderazgo en la Televisión de Habla Hispana, el Premio de la Herencia Hispana (2008), el Premio de la revista Poder y el Americas Business Council (2011).

También ha recibido el Premio Trayectoria de una Vida de los galardones Lo Nuestro (2012), el Premio a la Excelencia Musical 2013 de la Academia Latina de la Grabación o el Premio Gigante de Gigantes de los Premios Juventud 2015.

Es miembro del Salón de la Fama 2012 de la Academia de las Artes y las Ciencias de la Televisión de EE.UU.

En España recibió el Ondas 2012 a la trayectoria más destacada, dentro de la categoría Iberoamericanos Radio y Televisión.

Kreutzberger está casado desde 1963 con Teresa “Temmy” Mutchnick y tienen tres hijos. EFE

Deja un comentario