El procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, dijo que no tiene sentido la propuesta de crear una zona de tolerancia musical, y por el contrario, propuso actuar más fuerte en contra de la situación que se vive en la actualidad.

Domínguez Brito rechazó la iniciativa de la Federación de Comerciantes e indicó que en los países desarrollados para tener música a alto volumen se debe hacer en un espacio cerrado, de modo que no afecte a los residentes del lugar.

Sostuvo que no procede crear una zona de tolerancia musical y reafirmó su compromiso de trabajar en contra de los altos ruidos en las calles.

El magistrado aseguró que son falsas las acusaciones de que se está desarrollando un negocio con las bocinas incautadas porque las mismas luego de ser reparadas se otorgan al Ministerio de Educación para que se utilicen en los actos de las escuelas.

El funcionario judicial declaró que todo el que tenga una música alta tiene que tenerla en un lugar cerrado, bajo un cristal y sin salir afuera.

Deja un comentario