SANTO DOMINGO.- El procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, afirmó este martes que en la última década se han producido hechos trascendentales en materia de prevención de la corrupción administrativa.

Sostuvo que en tres años el país ha logrado convertirse en pionero de la región con la implementación de tres sistemas de transparencia pública.

En ese sentido,citó los procesos de subasta pública para otorgar los permisos de importación de productos agropecuarios, el nuevo mecanismo de compras de medicamentos y el sistema de veeduría que, según dijo, es el más avanzado de la región.

Domínguez Brito se expresó en esos términos al ofrecer una conferencia en el marco de los actos conmemorativos del “Día Internacional Contra la Corrupción”, organizado por la Dirección General de Ética e Integridad Gubernamental (DIGEIG), en el auditorio Profesor Juan Bosch, de la Biblioteca Nacional.

La actividad estuvo encabezada por los directores de la Comisión de Ética e Integridad Gubernamental y de Contrataciones Públicas, José Joaquín Bidó Medina y Yokasta Guzmán, respectivamente.

Domínguez Brito destacó que el proceso de adjudicación de permisos para importar productos agropecuarios afecta de manera negativa a muchos países, y que el Gobierno dominicano decidió transparentar ese sistema involucrando una institución de la sociedad civil para otorgarlos mediante sorteos públicos, ya que es una de las principales fuentes de producción de toda América Latina.

Manifestó que muchos países de la región han imitado ese proceso de República Dominicana que hoy defienden todos los productores nacionales, porque los ingresos que se generan  a través de la subasta se destinan al desarrollo del mismo sector agropecuario.

Agregó que el país ha sido reconocido por la Organización de las Naciones Unidas, a través del Programa de Medicamentos Esenciales (PROMESE), por la forma de transparentar las compras de medicamentos y productos clínicos que hoy rige a todo el sector salud del país.

También destacó que el sistema de veeduría probablemente sea uno de los más avanzados de la región, ya que por primera vez se involucra a las iglesias, sociedad civil y el sector empresarial para observar las virtudes y miserias en todo el sector gubernamental, los fallos que se cometen, y, obviamente, las fortalezas.

“Con esto el Gobierno dominicano ha tomado la decisión de admitir que no somos perfectos, pero nos abrimos a cualquiera que venga a observar; tenemos la intención de mejorar y que el pueblo pueda ver y decir todo lo que quiera y que nos ayude a mejorar”, enfatizó.

Insistió en que siente satisfacción como dominicano de que esos tres sistemas hayan contribuido a sentar las bases para que la transparencia pública nacional pueda llegar.

También citó los sorteos para la construcción de escuelas públicas a nivel nacional, sin importar posición política. “Por eso yo siempre digo que duele y lesiona en lo más profundo restar méritos a uno de los esfuerzos de transparencia más importante en el país”, puntualizó.

Asimismo citó, como forma de transparencia pública, la aprobación de leyes, entre ellas, la  de Crédito Público, Contrataciones Públicas, Contenciosa Administrativa, Planificación, entre otras.

De igual forma, enumeró la creación del Tribunal Superior Administrativo y el Ministerio de Hacienda como manera de prevenir la corrupción y establecer mecanismos de control para evitar prevaricación.

Reconoció que a pesar de todos esos esfuerzos faltan muchas cosas por resolver, lo que definió como un gran reto una reforma del sector justicia para que no haya impunidad.

Agregó que “este el momento de prestar atención al aspecto humano, la integridad de cada uno de nosotros y reflexionar sobre nuestros hijos,  porque creo en nuestra gente y creo que con voluntad podemos construir un mejor país”. Finalmente, Domínguez Brito dijo: “Tenemos el compromiso de que la corrupción y  los ladrones no nos van a derrotar.  Que la vida tiene sentido si nos respetamos a nosotros mismos”.

Deja un comentario