SANTO DOMINGO.- El procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, advirtió que es “ilegitimo e ilícito” auto asignarse pensiones al margen de las previsiones presupuestaria y de las leyes que rigen la materia de Seguridad Social en el país.

Domínguez Brito se refirió al tema ante las informaciones que han salido en los últimos días a la luz pública de que regidores del Ayuntamiento del Distrito Nacional pretenden aprobar al vapor una Resolución para auto asignarse pensiones al margen de las previsiones presupuestaria y de las leyes que rigen la materia de Seguridad Social en la República Dominicana.

En ese sentido dijo, refirió que ninguna norma les faculta a sus expresadas intensiones de concederse fondos públicos, señalando que esto es una forma de agenciarse beneficios personales en violación  a la Constitución y a las leyes.

Dijo que ello constituye una violación al artículo 146 de la Constitución de la República, el artículo 123 del Código Penal Dominicano, artículo 150 de la Ley 176-07 del Distrito Nacional y de los Municipios y del artículo 1 de  la ley 87-01 que crea el Sistema Dominicano de Seguridad Social.

Señaló que la  Ley 176-07 en su artículo 150 es clara cuando expresa que “el sistema de seguridad social, riesgos laborales, salud y pensiones de los empleados municipales se regirá de conformidad con las leyes que rigen la materia, en este caso la Ley 87-01 crea el el Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS), que dispone en su artículo 1 que los derechos recíprocos del Estado y ciudadanos en lo pertinente al financiamiento para la protección contra los riesgos de vejez, discapacidad, cesantía por edad avanzada, sobrevivencia, enfermedad, maternidad, infancia y riesgos laborales, comprende a todas las instituciones públicas, privadas y mixtas que realizan actividades principales o complementarias de seguridad social, a los recursos físicos y humanos, así como las normas y procedimientos que los rigen”.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                           Indicó que esta  Ley de Seguridad Social establece la retención de una parte proporcional del salario de los empleados que están en la nómina de los gobiernos locales, como mecanismo de contribuir con el sistema y poder posteriormente obtener sus beneficios.

“Es por esto, que los ayuntamientos y en consecuencia sus alcaldes, regidores y demás empleados que no pagan fondos a la Seguridad Social no pueden legalmente beneficiarse  con pensiones”, manifestó Domínguez Brito.

Al mismo tiempo agregó “así las cosas, los regidores que concierten contraviniendo  estas disposiciones y se otorgaren pensiones, serán pasibles de ser perseguidos penalmente, pues,  violentan: La Constitución de la República en su artículo 146 numeral 1, que señala que será sancionada con las penas que la ley determine, toda persona que sustraiga fondos públicos o que prevaleciéndose de sus posiciones dentro de los órganos y organismos del Estado, sus dependencias o instituciones autónomas, obtenga para sí o para terceros provecho económico.

En ese mismo orden, refirió  que el Código Penal Dominicano en su artículo 123 establece que los funcionarios o empleados públicos, las corporaciones o depositarios de una parte de la autoridad pública que concierten o convengan entre sí la ejecución de medidas y disposiciones contrarias a las leyes, o que con el mismo objeto lleven correspondencia o se envíen diputaciones, serán castigados con prisión.

Domínguez Brito indicó que en esos casos se establece la imposición de sanciones de 2 a 6 meses de prisión e inhabilitación absoluta de uno a cinco años, para cargos y oficios públicos.

Deja un comentario