SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Las autoridades del Ministerio Público informaron este miércoles que fueron confiscadas más de 500 armas de fuego ilegales de diferentes tipos y calibres, durante operaciones desarrolladas en el primer semestre del año a nivel nacional.

La información fue ofrecida durante una rueda de prensa que encabezaron el procurador general, Francisco Domínguez Brito,  y el titular de la Procuraduría Especializada para el Control y Tráfico de Armas, José Alberto Jiménez, acompañados de una delegación de la Agencia Brasileña de Cooperación que se encuentra en el país para tratar asuntos relativos al desarme.

El procurador Domínguez Brito informó que intercambian experiencia con Brasil con el propósito de utilizar la metodología implementada por esta nación para enfrentar el uso ilegal de las armas de fuego.

Refirió que  la mayoría de  los  crímenes  en República Dominicana suceden  para despojar a las personas de sus armas, por lo que dijo se hace necesario que en el país se genere una conversación  seria  referente al tema.

“Si no podemos tener una América Latina sin armas, entonces que tengamos una República Dominicana sin armas”, expresó.

El Procurador General agradeció el apoyo que han recibido sobre este tema de  parte de la delegación de la Agencia Brasileña de Cooperación, representada por la secretaria nacional de Seguridad Pública de Brasil, Regina Miki, y de Beatriz Cruz Da Silva.

En la rueda de prensa también habló Regina Miki, quien sostuvo que  hay que crear conciencia en la  población de que la única finalidad  de las armas de fuego  es provocar la muerte, ya que a su juicio no es un instrumento de defensa, sino de ataque.

La funcionaria brasileña reveló que  con el programa que llevan a  cabo en su nación de manera voluntaria han sido entregadas 700 mil armas de fuego. “Cada vez  que un  ciudadano entrega un arma a las autoridades  realiza un acto  de vida y a favor de la vida”, proclamó.

Señaló  que  el 20 por ciento de las muertes en el mundo  las aporta   América Latina, todo esto  fruto  del mal  uso de las armas.

De su lado,  el   viceministro de  cooperación internacional del Ministerio de Planificación de la Presidencia, Inocencio  García Javier, dijo que  la destrucción de esas armas forma parte  de la cooperación  del gobierno  del  Brasil con la Republica Dominicana  en lo referente  al desarme  de la población.

Armas incautadas

Dentro de las armas figuran escopetas, pistolas, revólveres  y fusiles, así como rifles de pedigones que fueron ocupados en operativos y allanamientos realizados en diferentes puntos del país por miembros del Ministerio Público y la Policía Nacional.

Las armas fueron ocupadas por casos de violación a diferentes tipos penales como son:  robo, homicidio, drogas, lavado de activos y trata de personas, así como por la violación de la Ley 36-65 sobre Comercio, Porte y Tenencia de Armas.

Las autoridades informaron que tras cumplir con el proceso judicial de rigor y acorde a la política que coordina el Ministerio de Interior y Policía y los convenios internacionales de los cuales la República Dominicana es signataria, las armas serán destruidas en los próximos días en la sede de la Dirección de Material Bélico de las Fuerzas Armadas, ubicada en el Km. 25 de la Autopista Duarte.

Con la destrucción de este nuevo cargamento sumarán alrededor de 5 mil trescientas las armas destruidas después de la creación de la Procuraduría Especializada para el Control y Tráfico de Armas hace más de un año, obteniendo el Ministerio Público en la mayoría de estos casos condenas que van desde uno hasta 30 años de cárcel.

Durante el desarrollo de la rueda de prensa, que tuvo lugar en la sede de la Procuraduría General de la República, las autoridades mostraron las diferentes armas de fuego que han sido confiscadas en estos primeros seis meses del presente año.

La delegación brasileña se encuentra en el país trabajando junto a las autoridades dominicanas en el marco de un convenio para el  proyecto de desarme.

Deja un comentario