GUATEMALA.- El procurador general de la República Dominicana, Francisco Domínguez Brito, abogó durante el encuentro realizado por la Conferencia de Ministros de Justicia de los Países Iberoamericanos (COMJIB), por establecer nuevas medidas y controles, a los fines de que podamos tener un continente sin armas de fuego.

El planteamiento de Domínguez Brito se hizo dentro del marco del objetivo número 16 de la Organización de Naciones Unidas (ONU), que busca promover sociedades pacificas e inclusivas para el desarrollo sostenible, facilitar el acceso a la justicia para todos y construir a todos los niveles, instituciones eficaces que rindan cuentas.

Señaló que la primera meta del objetivo 16 establece de forma clara la necesidad de reducir sin dilación y de forma considerable las formas de violencia y las tasas de mortalidad conexas en todo el mundo.

Indicó además que acorde a la meta número cuatro del mismo objetivo, señala la necesidad de reducir de manera significativa las corrientes financieras y de armas ilícitas, así como fortalecer la recuperación de bienes robados y luchar contra todas las formas de delincuencia organizada.

Domínguez Brito expresó la necesidad de ir rompiendo una cultura con el porte de armas, sobre todo muy ligada al machismo y al poder que muchos de nuestros países sobre todo en Centroamérica, está muy arraigada.

El enfoque del Procurador se hizo en tres aspectos básicos, el primero que tiene relación con las muertes violentas en conflictos con la naturaleza de las personas; el segundo que tiene ver con las muertes violentas relacionas con delitos contra las personas; y el tercero que tiene una relación con las muertes violentas y el crimen organizado.

En cuanto al primer aspecto señaló que en el primer aspecto señaló que muchas de las muertes se producen en discusiones entre particulares, ya sea en lugares de expendio de bebidas alcohólicas o en luchas y en simples discusiones por un parqueo en un condominio, o como consecuencia de accidentes de tránsito.

“Igualmente hay un segundo punto que tiene que ver con la violencia de género, las cuales muchas de ellas son muertes generadas por armas de fuego que están en las familias y finalmente ni hablar de casos que son en menor proporción, que son los accidentes en familias en donde niños mata a otro, creyendo que están jugando con arma de juguete.

En cuanto al segundo tema abordado, que tiene que ver con la muerte violenta contra las personas y mucho de ellos son los robos y los atracos, “muchos de nuestros países son relacionados a armas de fuego en manos de particulares. Los delincuentes siguen teniendo fácil acceso a las mismas y son el grave peligro, el gran riesgo y el mayor problema que enfrentamos en cuanto a la seguridad ciudadana, pero igual pasa con los secuestros, que son ejecutados por bandas articuladas que cuentan con armas, por lo que se requiere una restricción total de las mismas”.

En el tercer eje desarrollado por Domínguez Brito relacionado con las muertes violentas ligadas al crimen organizado y “en esto observamos tres elementos: la lucha por los puntos de droga como sucede en México y Colombia, pero lo mismo sucede en República Dominicana, en Guatemala o en países como El Salvador. Otro punto son los carteles de droga que tienen acceso a armas de mayor calibre que le permiten tener grandes controles en ciudades y en regiones tal como hemos visto con el Chapo Guzmán, los carteles de Sinaloa, entre otros”.

Deja un comentario