WASHINGTON (AP).- El número de estadounidenses que solicitaron asistencia pública por desempleo disminuyó la semana pasada, una señal de un robusto mercado laboral a pesar de los vaivenes de la economía mundial y las caídas en los mercados financieros.

El Departamento del Trabajo informó que las solicitudes bajaron en 16.000 a una cifra ajustada de 269.000. La cifra promedio de cuatro semanas, que es más confiable, bajó levemente a 281.250.

Las solicitudes de beneficios por desempleo son consideradas un augurio de despidos. La cifra baja parece indicar que las empresas están reteniendo a su nómina e incluso contratando más.

La cifra de solicitudes se ha mantenido por debajo del nivel simbólico de 300.000 por casi un año, lo que usualmente implica un aumento neto en plazas laborales de 200.000 o más mensuales.

Aun así, el ritmo de contrataciones se aletargó en enero: los empleados agregaron 151.000 posiciones, comparado con cifras mucho más robustas en noviembre y diciembre.

Deja un comentario