La directora del Instituto de Protección de los Derechos del Consumidor (Proconsumidor), Altagracia Paulino, dijo hoy que el aumento de un 14% al salario mínimo de los trabajadores fue aprobado para complacer peticiones, ya que casi nunca hay una balanza entre la canasta familiar y el precio de los alimentos.

Paulino agregó que el salario mínimo establecido en el país no logra satisfacer todas las necesidades que poseen las familias dominicanas. “No hay equilibrio entre lo que la gente tiene que comprar día a día. Nadie vive con 6 mil pesos ni mucho menos con 15 mil”, señaló.

Indicó que todos los sectores producen riquezas, incluso las del Estado, que son generadas con los impuestos, el esfuerzo y aportes de los empleados. “Yo pienso que la riqueza la creamos todos, tanto el que pone el capital y todos los que trabajan para que se reproduzca”, expresó Paulino.

Según la funcionaria, la canasta familiar está por encima de los 30 mil pesos, excluyendo el transporte, la vestimenta y la educación, por lo que considera que las autoridades “no pusieron su oído en el corazón del pueblo”.

Paulino aseguró que el tema salarial debe verse con más equidad y reconoció que muchos empresarios motivan la labor de sus trabajadores.

Observatorio
Paulino se refirió al tema luego de anunciar la creación de un observatorio de Vigilancia en Aplicación de Pesticidas con la finalidad de regular el manejo estructural de plagas en lugares cerrados y sus alrededores.

Destacó que con esta regulación se dispone que las empresas dedicadas a la fumigación estén legalmente habilitadas por los órganos oficiales correspondientes. El observatorio, además, fomentará la protección y disponibilidad de información a favor de los consumidores.

Asimismo, puntualizó que con la medida se dispone que toda persona física o jurídica que solicite permiso para realizar servicios de control estructural de plagas debe recibir obligatoriamente los entrenamientos requeridos por el Ministerio de Agricultura, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales y el Ministerio de Salud Pública.

Deja un comentario