La Santo Domingo.-  La Dirección General de Migración (DGM) indicó que la toma de datos biométricos en aeropuertos y puestos fronterizos es similar a la que se hace en otros países y descartó que esta tenga relación con un retraso en el chequeo migratorio ocurrido en el Aeropuerto Internacional de Las Américas (AILA).

La DGM dijo que es normal que en el inicio de la puesta en vigencia de este tipo de registro de información de los viajeros se produzcan algunas debilidades.

La entidad aclaró que el caso del pasado viernes, cuando hubo un retraso en el chequeo migratorio en el Aeropuerto Internacional de las Américas (Aila), ocurrió solo en la sala A de esa terminal, debido principalmente al cierre de dos puertas de desembarque de la sala B.

Debido a ello, los tres vuelos programados en la sala B, tuvieron que ser desviados a la sala A.

La práctica regular de la administración del Aila es distribuir en forma equilibrada en las dos salas, A y B, los vuelos para evitar congestionamiento y reducir el tiempo de espera en las filas que se forman ante los mostradores de los inspectores de migración.

Migración precisó en nota de prensa, que en condiciones normales el estimado máximo de un pasajero en las salas de migración es de entre 15 y 20 minutos para llegar ante el inspector, y el chequeo de su documentación y toma de datos no supera los 5 minutos.

Además, “como es propio en todo cambio operacional, monitorizamos la puesta en marcha para hacer los ajustes necesario al nuevo método”, indicó.

La entidad señaló que el pasado viernes se produjo una situación anormal por la presencia en la sala A de una cantidad de pasajeros muy superior a la que normalmente se atiende.

Y añadió que “lo ideal es que esto no ocurra, pero es una situación que se produce en los aeropuertos, aún en los de países más desarrollados, por diversas circunstancias, y quienes viajan con frecuencia han vivido la experiencia de permanecer más de una hora en la fila para ser atendido por un oficial de migración”.

La institución informó que el personal de migración ha sido capacitado para este nuevo proceso, necesario por los cambios que se registran en el entorno internacional, y cuya puesta en vigencia se extiende por todos los aeropuertos por razones de seguridad.

Pero enfatizó que este proceso cuenta con el respaldo de técnicos que apoyan la labor en las salas de migración, ante el reto de manejar con más eficiencia las nuevas formas de criminalidad y terrorismo que florecen, y supervisar de manera más ágil los procesos migratorios, subrayó. EFE

Deja un comentario