SANTO DOMINGO.- La diputada al Parlamento Centroamericano (PARLACEN), Mirelys Uceta, definió este viernes como lamentable que la Organización de Estados Americanos (OEA) proponga una reunión urgente entre República Dominicana y Haití para tratar el tema migratorio,  cuando esa vecina nación lleva muchos años necesitando la ayuda de la comunidad internacional, especialmente para documentar a sus ciudadanos.

Deploró que la visita y posterior propuesta de reunión de la misión de la OEA se haya producido un año después de haberse iniciado el Plan de Regularización de Extranjeros cuando lo que realmente debió hacer es enviar una delegación para ayudar a Haití que “mucho apoyo necesita de la comunidad internacional, no solo de la República Dominicana”.

“Es injusto reclamarle solidaridad solo a la República Dominicana y fundamentarse en exigirle a nuestro gobierno que viole la Constitución, cuando la solidaridad con Haití es un deber de toda la comunidad internacional”, sostuvo la diputada al PARLACEN por el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC).

Enfatizó que la República Dominicana tiene el derecho, como Estado soberano, de regular bajo las leyes dominicanas, el ámbito migratorio y el presidente Danilo Medina tomó la histórica, valiente y humanitaria decisión de regularizar a los extranjeros en situación migratoria irregular en nuestro territorio.

Añadió que por el contacto permanente con nacionales haitianos “en mi provincia de Dajabón, he sido testigo de excepción del esfuerzo que ha hecho el gobierno dominicano para establecer los mecanismos de control para garantizar que no ocurran deportaciones masivas de extranjeros en situación migratoria irregular, violaciones a los derechos humanos y casos de apatridias durante la ejecución del Plan de Regularización de Extranjeros”.

“Gracias a ese proceso más de 288 mil personas con situación migratoria irregular han podido iniciar su proceso de regularización y están en camino de recibir su  estatus legal”, expresó.

Uceta sostuvo que en el Plan Nacional de Regularización se cumplieron todos los procesos, con apego al respeto de la dignidad y de los derechos humanos.

Asimismo, indicó que el retorno masivo voluntario se ha realizado con estricto apego al respeto a los derechos humanos y a la dignidad de todo ser humano.

La diputada al PARLACEN insistió en que los históricos y complejos problemas que tiene Haití no se pueden resolver solo con el esfuerzo de la República Dominicana, ya que se necesita la participación activa, sincera y concreta de toda la comunidad internacional.

Deja un comentario