NUEVA YORK.- El cónsul dominicano en esta ciudad, Eduardo Selman, y el embajador ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Frank Cortorreal, afirmaron que las autoridades haitianas han pretendido tener como tema para las elecciones en ese país las medidas migratorias implementadas en República Dominicana.

Asimismo, Selman y Cortorreal dijeron que es una ignorancia siquiera pensar que se esté deportando a haitianos por motivos racistas. “Desde que se comenzó a implementar el  Plan Nacional de Regularización de los Extranjeros (PNRE), más de 350,000 personas han regularizado su situación, en su mayoría haitianos”, subrayó Selman.

Ambos funcionarios justificaron la implementación del PNRE por disposición del presidente Danilo Medina para dar cumplimiento a un mandato de la Ley General de Migración 285-04 y a lo dispuesto por la Sentencia TC/0168/13 del Tribunal Constitucional, al ser entrevistados en el programa “Pura Política”,  una política talk-show en español transmitido semanalmente en NY1 Noticias y que tiene como anfitrión y productor al periodista Juan Manuel Benítez.

Selman puntualizó que “no ha habido mala intención en la implementación del Plan Nacional de Regularización de Extranjeros, “pues, de acuerdo con nuestras leyes migratorias, cuando una criatura nace desde el año 1929 y es hija de un ciudadano que está en el país de manera irregular inmigratoria, esa persona no puede asumir la nacionalidad dominicana”.

Citó como ejemplo el caso de la acción ejecutiva del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, ordenada en noviembre de 2014 para regularizar a unos cinco millones de indocumentados, pero que fue suspendida en febrero pasado por el fallo del juez federal de Texas, siendo apelada la sentencia por el Departamento de Justicia.

No es agenda de la ONU

La situación migratoria generada entre Haití y la República Dominicana no es agenda de la Organización de las Naciones Unidas, según dijo el embajador Cortorreal.

Argumentó que las diferencias surgidas a raíz de la implementación del Plan Nacional de Regularización de Extranjero y que mal intencionalmente algunos sectores quieren hacer creer que se trata de una medida contra la población  haitiana establecida en suelo dominicano, “es un problema bilateral” entre los dos países.

Sin embargo, dijo que –en todo caso- la ONU no está ajena a la situación y el Gobierno se interesó en que organismos como la Organización Internacional para las Migraciones (OIM),  Grupo Mundial sobre Migración, un organismo de coordinación de la ONU, la UNACER, la Unión Europea, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR), el PNUD y la UNICEF, se involucraran en el proceso como observadores y para consultas.

Campaña en Haití

Cortorreal dijo que las autoridades dominicanas desmontarán la difamación y el descrédito contra su país y precisó que esas acciones tienen matices político y económico, ya que se quiere buscar en la República Dominicana una excusa para llevarla como tema de la campaña política en Haití, donde se espera la realización de elecciones municipales para escoger alcaldes en agosto, presidenciales en octubre y parlamentarias en diciembre.

Como prueba fehaciente, según dijo el embajador dominicano ante la ONU, está la advertencia hecha por el presidente Michel Martelly en el sentido de que la situación de la migración en República Dominicana podría abortar ahora las elecciones que no pudieron celebrarse el año pasado.

Deja un comentario