AP- La ministra de Políticas para las Mujeres, Iriny Lopes, se convirtió el lunes en la décima baja en el gabinete de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, en 13 meses de mandato.

La presidencia anunció en un comunicado que Lopes saldría de su cargo y que será sustituida por la socióloga y profesora universitaria Eleonora Menicucci de Oliveira.

La salida de Lopes del ministerio era largamente anticipada por su intención declarada de disputar la alcaldía de la ciudad de Vitoria, capital del estado litoráneo de Espirito Santo.

“La presidenta Dilma Rousseff agradece la dedicación de Iriny Lopes a lo largo de este período y le desea buena suerte en sus futuros proyectos”, dijo un escueto comunicado de la presidencia.

La futura ministra de Políticas para la Mujer, Oliveira, tiene una extensa carrera académica y es cercana a la presidenta, con quien estuvo presa en los años 70 cuando militaban en un movimiento guerrillero opuesto a la entonces dictadura militar (1964-1985).

La semana pasada, el ex ministro de Educación Fernando Haddad también abandonó el cargo que ocupaba desde 2005, cuando fue nombrado por el entonces presidente Luiz Inácio Lula da Silva, para disputar la alcaldía de Sao Paulo, la ciudad más grande de Brasil.

Tanto Lopes como Haddad son miembros del izquierdista Partido de los Trabajadores, de Rousseff.

Los otros ocho ministros dejaron sus cargos bajo presión, siete de ellos en medio de escándalos de irregularidades en las dependencias a su cargo y el otro por una serie de comentarios comprometedores para el gobierno.

Deja un comentario