Brazil's President Dilma Rousseff speaks during the swearing-in ceremony of her new Education Minister Janine Ribeiro at Planalto presidential palace in Brasilia, Brazil, Monday, April 6, 2015. (AP Photo/Eraldo Peres)

RIO DE JANEIRO, AP.- La presidenta Dilma Rousseff tildó el martes a su vicepresidente Michel Temer de “jefe de la conspiración” para sacarla del poder, en su ataque más directo hasta ahora contra él.

En un discurso a maestros y estudiantes en el palacio presidencial en Brasilia, Rousseff acusó a Temer y al presidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha de estar confabulados para conseguir los votos para su juicio político. El lunes una comisión de la cámara baja aprobó un informe que favorece la impugnación de la mandataria.

Horas antes, fue filtrada a la prensa una grabación de 13 minutos en que Temer ensaya un discurso para pronunciar después de la destitución. Rousseff dijo que la grabación demuestra “la arrogancia y el desdén hacia el pueblo” que alberga Temer. “Se les cayó la máscara a los conspiradores”, expresó.

Rousseff está siendo sometida a un proceso de juicio político por denuncias de que su gobierno violó normas fiscales y encubrió déficits en el presupuesto al trasladar dinero de una cuenta a otra en la antesala a su reelección en el 2014.

La oposición denuncia que las medidas engañosas le permitieron aumentar el gasto público a fin de ganar votos. Rousseff he negado las acusaciones y no ha sido acusada de delito alguno.

Sus opositores dicen que el juicio político es lo que desea la mayoría de los brasileños, mientras que los partidarios del gobierno denuncian que se trata de una trama ilegal para tomar el poder.

Por otra parte, un exsenador brasileño fue detenido el martes como parte de las investigaciones de un gran escándalo de corrupción en la estatal petrolera Petrobras.

Gim Argello fue arrestado y detenido provisionalmente acusado de aceptar sobornos de empresas de construcción en un entramado de corrupción en la estatal petrolera Petrobras que fiscales del país investigan.

Argello presuntamente cobraba dinero por impedir que directivos de empresas implicadas no fueran llamados a declarar ante comisiones parlamentarias que investigan el pago de sobornos a funcionarios de Petrobras a cambio de contratos. El fiscal federal Carlos Fernando de Lima dijo que los fondos ilícitos aparecían como donaciones legales a los partidos políticos.

Esa práctica “existe desde hace mucho tiempo”, dijo Lima en conferencia de prensa. “La corrupción en Brasil es apartidista”. El colaborador de Argello y otra persona fueron detenidas brevemente durante el operativo del lunes.

Deja un comentario