El juez de la instrucción del Distrito Judicial de Hato Mayor impuso un año de prisión preventiva, como medida de coerción, en contra de Francis Vargas Mejía, quien confesó haber dado muerte al cronista deportivo Rafael Cruz López (Livín) el pasado fin de semana.

El magistrado Víctor Pérez Fragoso tomó la decisión luego de que el profesor de educación física, conocido como “Cacaíto”, fuera llevado al Palacio de Justicia de esta ciudad, tras entregarse la mañana siguiente de haber cometido el asesinato.

De acuerdo a lo decidido por el juez, Vargas Mejía deberá cumplir la sentencia en la cárcel modelo de Anamuya, ubicada en la salida de Higüey hacia Bávaro.

El magistrado se acogió al pedimento que hizo el Ministerio Público, representado por los fiscales adjuntos Wintel Alí Rodríguez e Inés Bruno Tejeda, quienes hicieron la solicitud a fin de reunir elementos y pasar a juicio de fondo.

Debido a la forma como se cometió el crimen, el imputado podría ser condenado hasta a 30 años de prisión.

A la audiencia acudieron familiares de la víctima, decena de curiosos y miembros de la prensa que trabajaban con el comunicador.

El cronista Rafael Cruz López, de 42 años, murió de un disparo a quemarropa en la cabeza, que lo dejó en el mismo lugar donde estaba sentado compartiendo con el DJ de una discoteca ubicada frente al parque Mercedes Rocha de esta ciudad.

Deja un comentario