Santo Domingo.- Los jueces del Segundo Tribunal Colegiado de Distrito Nacional dictaron 30 años de prisión en contra de Cristian Alcántara Félix (Caquito Negro), hallado culpable de ultimar a tiros al teniente del Ejército Nacional Gregorio Feliz Batista, para despojarlo de su arma de reglamento, en el sector Cristo Rey.

El expediente acusatorio narra que el hecho de sangre ocurrió, en la calle 47, del sector Cristo Rey, cuando la víctima reparaba el vehículo de su amigo, el también teniente del Ejército Severino Collado Ortiz.

“La víctima se encontraba reparando el vehículo de su amigo y compañero de labores, cuando el acusado se presentó a bordo de una motocicleta, y le realizó varios disparos en distintas partes del cuerpo, que le ocasionaron la muerte de manera instantánea” detalló Fiscalía.

Asimismo, manifestó que el condenado luego despojó a la víctima de su arma de reglamento e intentó huir del lugar, sin embargo, los disparos fueron escuchados por el mayor de la Policía Rogelio Reynaldo Ureña, quien impactó al agresor, cuando iba como pasajero en la referida motocicleta, la cual era conducida por el prófugo Jorge Alexander de León Sánchez.

El tribunal, conformado por los jueces Wendy Altagracia Valdez, Gissel Soto y Leticia Martínez, validó los elementos probatorios presentados por el Ministerio Público, que estuvo representado en audiencia por los procuradores fiscales Johnny Núñez Arroyo y Julio Saba Encarnación.

La conducta del sentenciado constituyó una violación a los artículos 379, 382, 295, y 304 del Código Penal Dominicano, así como de violación a los artículos 2, 3 y párrafo III de la Ley 36-65 sobre Comercio, Porte y Tenencia de Armas. Deberá cumplir la pena impuesta en la Penitenciaría Nacional Victoria.

Deja un comentario