El Cuarto Tribunal Colegiado dictó una condena de 20 años de prisión y el pago de 175 salarios mínimos, en contra de un hombre, acusado por el Ministerio Público de esta demarcación, de incurrir en los delitos de violencia de género y explotación sexual, en perjuicio de su pareja.

El acusado fue identificado como Kelvin Rafael Núñez Cruceta, quien fue hallado culpable de  ejercer violencia en perjuicio de su compañera sentimental, la cual, según se estableció, era obligada por el imputado a  sostener relaciones sexuales con terceros a cambio de un precio por el encuentro, que a su vez éste cobraba para su lucro y beneficio personal.

La procuradora fiscal titular de Santiago, Luisa Liranzo, dijo que lograron reunir suficientes pruebas, con las cuales demostraron que el imputado violó las disposiciones contenidas en los artículos 309-1, 2 y 3, 334-1 del Código Penal Dominicano y la Ley 137-03 sobre Trata y Tráfico de Personas de la República Dominicana, que sancionan los delitos de violencia agravada y la explotación sexual.

Dijo que el Ministerio Público fue apoderado del caso a través de su  Departamento de Persecución del Delito de Trata, Tráfico de Personas y Explotación Sexual.

Deja un comentario