VALVERDE. Una condena de 20 años de prisión fue impuesta a solicitud del Ministerio Público en contra de dos exmiembros de la Policía Nacional, acusados de los delitos de robo agravado y asociación de malhechores.

La condena fue impuesta por el Primer Tribunal Colegiado de Valverde en contra de Marcos Alejandro Cabrera Ortiz y Eudy Adelin Roa García, quienes fueron condenados por sustraer varios artículos personales a Félix Manuel Consuegra.

La procuradora fiscal titular de esa jurisdicción, Sonia Espejo, expresó que el hecho fue comprobado tras realizarse un interrogatorio a la víctima vía vídeo-llamada, ya que el mismo se encontraba fuera del país y no podía presentarse en dicha sala de audiencia, siendo esta una innovación de la reforma del Código Procesal Penal.

En ese sentido, indicó que el Ministerio Público realizó todas las diligencias de lugar hasta concluir dicha investigación, haciendo posible la implementación de esta innovación en este proceso.

La representante del Ministerio Público manifestó satisfacción por la condena obtenida y recalcó el compromiso del Ministerio Público con la sociedad ante los hechos punibles.

Dijo que el Ministerio Público de Valverde en su plan de trabajo ha acatado todas las estrategias e instrucciones dadas por el procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, y que han sido implementados diversos métodos tecnológicos para hacer más efectiva la labor que realizan en el día a día. “Es un método que nos permite agilizar el trabajo para dar respuestas más rápida a la comunidad”, expresó.

Manifestó que los responsables de los hechos punibles deben de ser sancionados con todo el peso de la ley y dijo que con esta condena se ha llevado un mensaje claro a la sociedad y a los infractores de la ley.

Los jueces Luis Ernesto Torres Isalin María Peña y Miguelina Darinelda Crespo dictaron la condena luego que acogieran como buenas y válidas todas las pruebas presentadas por el Ministerio Público, que estuvo representado por la procuradora fiscal Ailda Medrano Gonell.

La condena, impuesta por la violación de los artículos 265, 266, 379, 385 y 386 del Código Penal Dominicano, deberá ser cumplida en un centro penitenciario de dicha jurisdicción.

Deja un comentario