El Tribunal Colegiado de Monseñor Nouel dictó 15 años de prisión  a una mujer al ser hallada culpable de haber explotado sexualmente a una hija adolescente.

Según consta en el expediente, la señora obligaba a su hija a sostener relaciones sexuales con personas adultas, además de que la trasladaba a diversos lugares donde la ofertaba y entregaba a diversos hombres a cambio de que le pagaran dinero por tener relaciones sexuales con la adolescente. El nombre de la menor y el de su progenitora fueron omitidos para proteger la identidad de la joven víctima de explotación sexual.

Indica que el dinero que conseguía la imputada por esa actividad era utilizado por la sentenciada para la compra y consumo de drogas y para uso del hogar.

El tribunal acogió la acusación presentada por el Ministerio Público, el cual estuvo representado por la fiscal de Monseñor Nouel, Arelis Ureña, y el procurador general de la Corte adscrito a la Procuraduría Especializada contra el Tráfico Ilícito de Migrantes y Trata de Personas, José Agustín De La Cruz.

La investigación fue realizada por los fiscales Carmen Elizabeth Jiménez y Belkis Ulloa Uceta, de la Fiscalía de Monseñor Nouel y de la Procuraduría Especializada contra el Tráfico Ilícito de Migrantes y Trata de Personas, respectivamente.

La imputada deberá cumplir la pena impuesta en el Centro de Corrección y Rehabilitación de Najayo Mujeres, en San Cristóbal.

El Ministerio Público exhortó a la población a denunciar los casos de trata de personas a través de la línea gratuita y confidencial (809) 200-7393.

Deja un comentario