SANTO DOMINGO.- El Departamento de Investigación de Crímenes y Delitos de Alta Tecnología (DICAT) de la Policía Nacional, alertó sobre la presencia en República Dominicana de “grandes bandas” de extranjeros que traen avanzadas tecnologías para robar identidades, clonar tarjetas de créditos y a escalar cajeros bancarios en las zonas turísticas del país.

El director del DICAT, coronel Licurgo Yunes, se refirió a  las bandas que operan básicamente en las zonas turísticas más vulnerables, como Bávaro, Puerto Plata, Verón y Cabarete, al intervenir en el panel “Tendencias en los delitos al sector financiero en la República Dominicana” que se presentó en el LXVII Congreso y Feria Iberoamericana  de Seguridad de la Información (SEGURINFO REPUBLICA DOMINICANA 2016), principal cónclave anual de Seguridad de la Información en la región de las Américas.

La jornada fue organizada por la entidad argentina USUARIA, la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel).

Manifestó que se ha logrado reducir las acciones delictivas de estas bandas, mediante operativos de la policía especializada, conjuntamente con el Ministerio Público y la cooperación de las instituciones bancarias y financieras.

“Trabajamos arduamente en este tema, pero sabemos que existe un gran crecimiento en esta materia (usurpación de identidades)”, expresó el alto oficial, quien significó que aunque se observa un aumento considerable de los casos, la acción de las autoridades ha logrado reducirlos.

Atribuyó la disminución de la ola delictiva “al desmantelamiento de grandes bandas criminales en los últimos años y últimos meses, integradas por nacionales búlgaros, venezolanos, colombianos y chilenos”.

Según precisó, estos ciberdelincuentes “no tan solo visitan de manera turística nuestras playas y hoteles sino que, además, vienen con la intención de clonar tarjetas, no tan solo de los dominicanos sino también de los propios extranjeros que vienen y viajan con ellos”.

Yunes indicó estas bandas utilizan en República Dominicana tarjetas europeas que roban en el exterior, mientras las que “logran capturar en territorio dominicano las envían a sus homólogos en Europa”.

“Eso ha hecho que ciertas instituciones internacionales se manifiesten en contra del uso de las tarjetas de créditos en otros países, producto de las acciones de estos extranjeros ciberdelincuentes que viajan con esa intención delictiva al territorio dominicano”, expresó.

Operación “Bávaro 2”

Señaló que la Policía a través de su cuerpo especializado –el DICAT- ha realizado una buena labor de inteligencia conjuntamente con el sistema bancario y el Ministerio Público. “Nos hemos desplazado a los lugares de las zonas turísticas que a ellos más le gustan, las zonas turísticas que son más vulnerables, especialmente Bávaro, Puerto Plata, Verón y Cabarete”, significó el oficial policial.

Destacó que en esas operaciones se ocuparon cientos de fascias y múltiples equipos que se utilizan para el copiado de banda magnética. “Se apresaron más de 12 búlgaros con relación a estos hechos, los cuales guardan prisión en diferentes cárceles del país”, indicó.

Apuntó que en la última operación denominada “Bávaro 2”, realizada en el mes abril último, se desarticuló “una poderosa banda red internacional” que operaba en la zona turística a la que las autoridades dedicaron meses de trabajo de inteligencia.

Apuntó que a esta banda se le ocupó mediante allanamientos un total de 9 laptops, dos impresoras para el embozado de tarjetas de créditos, 9 celulares, “más de 800 tarjetas magnéticas sin serigrafía con la intención de clonarlas y ponerlas en funcionamiento”.

Las autoridades incautaron también 730 serigrafías de diferentes bancos, tarjetas ya preparadas para su uso, 15 cartuchos de impresoras para la impresión de las serigrafías, más de 42 moldes, creación de fascias, más de 400 tarjetas MP4 con informaciones de dos tonos, magnetizadora para la clonación de tarjetas, 12 imágenes  o cámaras dentro de las fascias, repetidores WI-Fi, etc.

“A todos estos los tenemos guardaditos en prisiones de la zona Este del país”,  significó el experto.

El oficial del DICAT especializado en seguridad cibernética, Licurgo Yunes, trató además acerca de la incursión física de los ciberdelincuentes en los sistemas ATM y protocolos de pagos por Internet, las infecciones masivas en los equipos de comunicaciones como los teléfonos, necesidad del aumento de la seguridad interna que afecta al sector financiero y la clonación de banda magnética.

Se refirió también a la utilización por parte de ciberdelincuentes de personas que operan a lo interno de entidades bancarias y financieras, el aumento considerable de extranjeros que operan en las zonas turísticas y que dijo “nos han afectado bastante”, así como a las acciones realizadas por el Ministerio Público para desmantelar estas redes, con la cooperación de las entidades financieras.

Hay moros en las costas

La clonación de tarjetas de créditos se logró reducir entre un 5 y 35% a partir de los operativos contra bandas extranjeras y locales que se dedican a esta práctica. Yunes precisó que el DICAT tiene estadísticas que establecen una reducción total de 5% a nivel nacional, mientras que bancos específicos que han mejorado sus sistemas de seguridad hacia lo interno, han logrado hasta 35%.

Advirtió que aunque se ha aumentado la plataforma de seguridad, el patrullaje a nivel de vigilancia electrónica los casos se siguen registrando porque “los ciberdelincuentes están logrando conquistar empleados hacia lo interno del sector bancario”.

Dijo que estos servidores del sistema financiero “se prestan a la sustracción de códigos de tarjetas de créditos e información bancaria de tarjetas”.

“Se han detectado mensajeros copiando las tarjetas mientras tratan de enviarlas a sus dueños”, relató el oficial del DICAT, y agregó: “Hemos hecho vigilancia previa y lo hemos detectado copiando esas tarjetas antes de llegar al cliente final”.

Indicó que también se han detectado empleados que trabajan en el tema de embozados en los bancos, los cuales –según significó- han sido apresados y sometidos a la acción de la justicia, ya que en las investigaciones se determinó que habían sido corrompidos. Refirió que se han descubierto también casos de empleados de monitoreo de bancos, los cuales precisó, han visto detectar las alertas de acciones ilícitas con tarjetas “y no tomar ninguna acción”.

Usurpación de identidades

“Tenemos un gran número de usurpación de identidades”, alertó Yunes. Señaló que se ha descubierto el uso de una identidad usurpada para sacar un préstamo o realizar una operación de tarjeta de crédito a través de los call center que ofrecen servicios 24/7 (24 horas los siete días de la semana).

En el caso específico de las telefónicas, los ciberdelincuentes “han logrado conquistar empleados” que trabajan dentro de las empresas para que saquen duplicados de SIM y luego con este hacerse pasar por cliente y obtener productos, aprovechando “el buen crédito que tiene ese cliente en el banco”.

Además, los delincuentes utilizan clones de la tarjeta SIM para lograr un producto adicional, retirar dinero y obtener tarjetas de créditos, entre otros.

Yunes destacó que aunque se trabaja arduamente, los ciberdelincuentes innovan cada día con nuevas tecnologías para lograr sus propósitos. Resaltó que, en cambio, las operaciones realizan labores conjuntas entre el DICAT, el Ministerio Público y el sector financiero, y que, por eso, “nosotros podemos hablar de que en el sistema bancario, la clonación y el phishing sí ha bajado en la República Dominicana”.

Deja un comentario