El Despacho de la Primera Dama, a través de su programa Servicio al Ciudadano, entregó diez computadoras al hogar “Casa Rosada”, que alberga a niños y niñas con VIH.

Decenas de niños diagnosticados con el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), que han sido abandonados o pertenecen a familias de escasos recursos, residen en la Casa Rosada, dirigida por religiosas de la congregación Hijas de la Caridad.

Servicio al Ciudadano
La encargada del programa Servicio al Ciudadano, del Despacho de la Primera Dama Cándida Montilla de Medina, Yety Guzmán, hizo entrega de cinco computadoras de mesa y cinco laptops a Sor Betania Muñoz, directora interina del centro, quien mostró alegría por el donativo.

Guzmán aseguró que es interés de la Primera Dama de la República que a los niños que habitan en ese centro de atención y protección no les haga falta nada, por lo que dispuso suplirlos en torno a sus necesidades básicas, en la medida de las posibilidades.

Muñoz agradeció a la Primera Dama Montilla de Medina que haya atendido con prontitud a su solicitud de donarles diez computadoras, porque son herramientas muy necesarias para el trabajo administrativo y para los cursos de tecnología que imparten a niños y niñas, desde los siete años de edad.

Equipos, útiles escolares y juguetes
Dijo que todo el personal de la institución se siente satisfecho con el apoyo que le ha dado Montilla de Medina, ya que previo a esta entrega ha acudido a llevar provisiones de todo tipo, cada vez que ha sido necesario y, además, responde positivamente, cada vez que se le solicita.

Expresó que los niños de la Casa Rosada han sido tomados en cuenta en varias ocasiones por la Primera Dama, quien los asiste con útiles escolares, mochilas, juguetes, alimentos, computadoras, entre otras necesidades.

“Gracias en nombre de todas las hermanas que dirigimos este centro, de todo el personal, los niños que aquí habitan y sus familiares. Gracias del alma y esperamos seguir contando con ustedes”, expresó Sor Betania, al recibir la computadoras.

Deja un comentario