El Despacho de la Primera Dama informó este miércoles que mujeres embarazadas, en especial las adolescentes, son educadas y orientadas física y emocionalmente para que tengan un parto saludable sin necesidad de cesárea y con el objetivo de disminuir el riesgo de muerte materno-infantil.

Mediante el programa “Por un comienzo positivo”, que implementa el Despacho de la Primera Dama, Cándida Montilla de Medina, desde junio de 2013, las mujeres reciben asistencia y orientación los lunes, martes y miércoles en la Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia y en el Hospital de la Mujer del Instituto Dominicano de Seguros Sociales (IDSS), en la capital.

Temas como la prevención de muerte materna, las enfermedades de transmisión sexual y de manera especial, la promoción del parto sin cesárea, son tratados con las adolescnetes y embarazadas que visitan esos centros hospitalarios.

Menos cesáreas

La doctora Mary Concepción, psicóloga perinatal, dirige este programa de educación y prevención que reduce las muertes materno-infantiles y disminuye las cesáreas en el país.

Explicó que las acciones que desarrollan forman parte de la atención primaria que abandera el presidente Danilo Medina para que las personas vulnerables y de escasos recursos, en este caso las embarazadas, reciban asistencia médica.

“En la medida en que disminuyen los riesgos de la madre a través de la educación, habrá más niños sanos y madres empoderadas en su proyecto de familia”, sostuvo la especialista.

Deja un comentario