Las autoridades del Ministerio Público en La Romana, en coordinación con la Policía, desmantelaron una fábrica de alcohol clandestina, que operaba en un local del antiguo centro de expendio de bebidas alcohólicas ubicado en el kilómetro 2 ½  de la carretera La Romana-San Pedro de Macorís.

En el allanamiento realizado por el fiscal Víctor Ramón Camacho Padua, fueron encontradas 14 cajas conteniendo en su interior 12 botellas vacías, una caja con 12 galones de un líquido transparente que se presume es alcohol de caña, un galón de un líquido negro que se presume colorante, así como 300 botellas plásticas vacías, 300 vasos plásticos, 24 botellas del tipo chatas vacías, 6 botellones que contenían en su interior un líquido de color marrón que se presume alcohol, 60 galones vacíos, un galón con un material gelatinoso, un galón conteniendo un líquido que se presume glicerina, varios envases con jengibre, ácido cítrico, entre otros elementos.

Durante el allanamiento fueron detenidas dos personas  que se encontraban en el lugar al momento de la llegada de las autoridades, quienes fueron trasladados hasta la Dirección Regional Este de la Policía Nacional, donde serán investigados para posteriormente ser sometidos a la justicia.

La Fiscal Reina Yaniris Rodriguez Cedeño, definió dicho operativo como un certero golpe al trasiego y fabricación ilegal de bebidas alcohólicas en la ciudad, que no solo afectan la economía y el prestigio de grandes marcas comerciales, sino, que “son un atentado directo contra la salud de las personas que adquieren estos productos”.

Deja un comentario