MIAMI, Estados Unidos, EFE.- El gobernador de Florida (EE.UU.), Rick Scott, declaró hoy el estado de emergencia en el extremo noroeste del estado tras el paso en la pasada noche de un tornado que dejó al menos tres personas heridas e importantes daños a unas 70 viviendas.

Scott declaró el estado de emergencia para los condados de Escambia y Santa Rosa, muy golpeados, al igual que partes del vecino estado de Georgia, donde se registraron más tornados que tumbaron árboles y tendido eléctrico y arrancaron las cercas de numerosas viviendas.

El sureste del país vivió en las últimas horas de este martes y la madrugada de hoy una fuerte tormenta, que estuvo acompañada de tornados, que causaron dos muertes en Luisiana y una en Misisipi.

En las imágenes divulgadas hoy por medios locales, se aprecian los cuantiosos daños materiales causados en vecindarios floridianos como el de Northpointe, uno de los más afectados por este fenómeno meteorológico que arrancó puertas, techos y ventanas de viviendas.

Unas 15.000 personas permanecieron durante la noche y parte de la mañana sin fluido eléctrico en sus domicilios, hasta que la compañía de electricidad Gulf Power logró restaurar el servicio, recogió el diario Pensacola News Journal.

Los potentes tornados convirtieron en escombros varias viviendas y arrancaron árboles en varios suburbios del condado de Escambia.

En Georgia, unos 25.000 usuarios quedaron a oscuras, mientras que en Luisiana y en Alabama fueron 14.000 y 12.000, respectivamente, según informaron las eléctricas.

El tornado de este martes vino a complicar la situación en el condado de Escambia, que el pasado día 15 sufrió el paso de otro de categoría F3 (de un máximo de 5) y que alcanzó vientos máximos de 244 kilómetros por hora. EFE

Deja un comentario