El Juzgado de Atención Permanente de esta jurisdicción declaró complejo el caso del coronel y su hijo quienes fueron apresados en esta provincia, junto a otros ocho imputados, durante una operación en la que fue confiscado un alijo de más de trescientos kilos cocaína. La medida de declarar este caso complejo se realizó en atención al pedimento hecho por el Ministerio Público.

Los imputados son, el coronel Andrés Francisco Reyes Ortiz y su hijo Francer Andrés Reyes Vargas, Raymiel Alexander Aponte Bautista, el venezolano Eudis Méndez Díaz, Francisco Antonio Urbáez Suero (Robelín, cuñado de Maconi), Josué Mercedes de la Rosa, Arnaldo Joel Pérez Vargas, Pablo Santana Gómez, Confesor Pérez, y Eyuris Félix Santana, contra quienes fueron dictados  ocho meses de prisión preventiva como medida de coerción.

Las investigaciones del caso están a cargo de la Fiscalía de Barahona, la Procuraduría Especializada Antilavado de Activos y de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), quien tuvo a cargo la operación donde fueron detenidos los procesados.

El grupo, que  es acusado de tráfico de drogas, lavado de activos y de violar la Ley 36 sobre Comercio, Porte y Tenencia de Armas, presuntamente trató de introducir la cocaína por las costas de Barahona, el pasado viernes en horas de la madrugada.

De acuerdo al reporte de las autoridades, durante los operativos realizados en este caso  en las provincias Santo Domingo, Barahona y Monte Plata se han incautado una jeepeta y una camioneta, así como dinero,  varias armas de fuego, certificados de títulos y otros documentos.

La medida de coerción impuesta a los imputados deberá ser cumplida en un centro penitenciario de la zona.

Deja un comentario