El Ministerio de Energía y Minas informó que el modelo de negocios y las operaciones que hasta ahora ha tenido Cemento Santo Domingo no son afectados por la resolución que le impide extraer piedra caliza del parque nacional Francisco A. Caamaño Deñó.

La institución sostuvo que durante años, la empresa importó clinker –como base para la fabricación de cemento- y posteriormente comenzó a demandar la materia prima de una cementera con presencia local.

Sin extraer piedra caliza de zona protegida
Manifestó que Cemento Santo Domingo tiene derecho a buscar las vías para elevar sus niveles de competitividad instalando su propia planta de molienda de clinker – si así se lo ha planteado- para reducir costos, pero esto no es posible basando el proyecto en la extracción de piedra caliza en una zona protegida.

“Esta empresa cementera puede seguir funcionando normalmente, pues no ha habido decisión oficial alguna que paralice sus operaciones. De hecho, Cemento Santo Domingo ha hecho solicitud de explotación de piedra caliza, arcilla y yeso en otros lugares del sur, que no están ubicados en zonas vedadas por la ley”, apuntó el ministerio.

Parque Nacional no puede ser minado por ninguna persona jurídica o física
La entidad estatal dijo comprender que la piedra caliza del Parque Nacional Francisco Alberto Caamaño Deñó sea de alta calidad, pero que los yacimientos están dentro de un parque nacional creado por ley, que no puede ser minado por Cemento Santo Domingo ni por ninguna otra persona jurídica o física.

Señaló que una cosa es la operación de la planta de beneficios y otra es la pretensión de explotar un parque nacional,  para la obtención de materia prima para fabricar cemento.

Deja un comentario