Santo Domingo.- El politólogo y especialista en seguridad ciudadana, Daniel Pou, afirmó que en la República Dominicana el crimen organizado y la actividad criminal de menor escala “raterismo”, viven al acecho, y la situación se ha convertido en una epidemia que se le ha escapado de las manos a la autoridades.

¨Parece que todos los ciudadanos estamos siendo observados por los actores del crimen, y esto se constata en que hoy es imposible que las personas transporten dinero desde un banco o lugar comercial hacia otro destino¨, expresó Pou Suazo.

Dijo que la frecuencia de asaltos a personas que salen de los bancos es bastante recurrente, por lo cual se está constituyendo en una preocupación al punto de que la mayoría de las personas acude a las plazas comerciales en donde están las sucursales bancarias para no tener que salir de ellas en caso de que vaya a hacer un depósito o retiro.

Entrevistado en el programa Toque Final, que cada domingo conduce el periodista Julio Martínez Pozo, por Antena Latina canal 7 a las 11:00 de la noche, el destacado politólogo consideró que tal situación solo se puede solucionar en la medida de que la Policía y la Procuraduría General de la República,  instituciones encargadas de la política criminal, tengan más posibilidades de hacer una política de inteligencia criminal.

¨La política de inteligencia criminal no ha tenido mucho auge de parte de las autoridades, aquí lo que se da es más bien es un simple patrullaje de frecuencia… pero esto no es suficiente¨, manifestó.

Explicó  que la mayoría de las personas que acuden a sucursales bancarias a retirar grandes sumas de dinero en efectivo por lo general se hacen acompañar de personas armadas, pero, destacó  que el límite de la operación no es lo que determina el asalto, sino el hecho de que los bancos no han podido detectar que muchas veces personas que se encuentran dentro solicitando nimiedades o documentos, a veces hasta inexistentes, lo que hacen es una labor de vigilancia para las personas que van a hacer operaciones significativas.

Otro tema, según informó, es que la mayoría de los bancos operan con mucha transparencia en cuanto a la visibilidad, pues desde fuera de cualquier sucursal se puede ver casi todas las operaciones que se realizan. ¨Los bancos están siendo observados sobre todo por ese tipo de delincuentes que pertenece al mundo rateril, no al crimen organizado. Viven buscando debilidades en las personas que van a realizar las transacciones¨.

El especialista en seguridad ciudadana precisó que muchas personas saben que en los parqueos de las plazas los delincuentes realizan asaltos, y utilizan el factor sorpresa con el que cuenta a su favor, tras esperar que la persona se desplace de un punto a otro de la ciudad con cualquier suma determinada de dinero retirada de un banco.

Enfatizó en que el tema es delicado y eleva la percepción de inseguridad porque las instancias institucionales no han dado muestras de capacidad de respuesta ante los  constantes asaltos.

Prevención.

Daniel Pou recomendó que cuando alguien vaya a retirar dinero del banco se haga acompañar de otras persona, quien en un momento determinado puedan prestarle ayuda, y es mejor si está armado(a).

En caso de que la suma de dinero sea de gran magnitud es preferible que se contrate a una compañía de seguridad para que haga el transporte, porque cuando se habla de millones de pesos es preferible hacer una pequeña inversión para que haya garantía y seguridad.

Asimismo, exhortó a las mujeres a hacerse acompañar de un hombre si van a retirar una alta suma de dinero, e instó a no echar dinero en la cartera, ya que estas son blanco de atención de los grupos rateriles que andan en las calles, sobre todo en los semáforos. ¨Todos sabemos que cientos de personas de la vida pública han sido asaltadas en los semáforos¨, dijo.

El politólogo afirmó que otro asunto es, que si la persona va al banco con mucha frecuencia  no debe utilizar la misma ruta.

¨Cuando usted va a llevar dinero, antes de aparcarse en cualquier lugar haga una ruta perimetral entorno al mismo para que con atención observe cualquier situación sospechosa. Esto ayuda a despistar a los perseguidores y los advierte de que tú estás atenta(o) ¨, indicó Pou.

Sugirió además, que al salir de la institución bancaria a la calle no de debe exhibir la llave del vehículo. ¨Trate de pasar por el lado del vehículo sin hacer la connotación de  que es suyo, y observe antes de montarse. No abra la cartera para sacar la llave, lleve la llave en el puño o en el bolsillo del pantalón, pero no la exhiba¨.

Agregó que los delincuentes tienen a su favor dos factores fundamentales: primero eligen a la persona y luego utilizan el factor sorpresa.

Deja un comentario