Madrid,(EFE).- España detectó hoy un cuarto caso de zika, importado por un nacional que viajó a Honduras, mientras algunas regiones del país comienzan a tomar medidas preventivas contra el virus, del que el Ministerio de Sanidad prevé que se llegue a 250 casos importados.

Este español, de entre 35 y 40 años y residente en la región de Murcia (sureste), acudió a un hospital por un cuadro de gripe aunque desde el primer momento se le trató como un hipotético caso de zika, por tener erupciones cutáneas y porque acababa de llegar de Honduras.

Es el cuarto caso de zika en España según fuentes de sanidad de autoridades provinciales, que se suman a otros dos casos de mujeres latinoamericanas en Cataluña (noreste) y otro en Valladolid (centro), todos ellos importados.

Desde el Ministerio de Sanidad, el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, hizo hoy hincapié en que en España el único riesgo que hay “ahora mismo” son los casos importados de las zonas afectadas -fundamentalmente Latinoamérica-, y aseguró que una decena de casos se encuentran en investigación.

El único mosquito que podría transmitir la enfermedad en España es el llamado “tigre”, cuya actividad comienza aproximadamente en el mes de mayo, cuando llega el calor y, por otra parte, también es cuando el Ministerio de Sanidad español espera un mayor número de casos -importados- porque coincide con el incremento de los viajes vacacionales que se realizan a las zonas de riesgo.

No obstante, Simón aclaró que este año España espera que haya un número de casos por virus zika similar al año anterior, cerca de 250, todos importados.

Con el fin de discutir un plan de respuesta y control contra las enfermedades causadas por el virus zika, así como por Chikungunya o Dengue, la próxima semana se reunirá la Comisión de Salud Pública del Sistema Nacional de Salud español.

Antes, el jueves 4 de febrero se celebrará una reunión técnica entre las regiones españoles y el Ministerio de Sanidad español, para preparar el encuentro.

En varias regiones españolas ya se han puesto en marcha medidas tras la alerta de ayer de la OMS, como un servicio de información telefónico para atender las consultas de los ciudadanos (Madrid), o en el caso de la región de Murcia, la puesta en marcha de una comisión que aborde el problema del mosquito tigre, presente en su territorio, y en otras seis regiones.

En la región de Valencia (este, próxima a Murcia), el departamento de sanidad tiene un plan de control de la enfermedad centrado en la vigilancia epidemiológica para detectar posibles casos de personas afectada, y en la vigilancia y el control del mosquito que puede transmitir la enfermedad.

El Ministerio de Sanidad español comunicó hoy que valora la posibilidad de ser “un poco más contundente” en las recomendaciones a las mujeres embarazadas que tengan planificado viajar a las zonas de riesgo por el virus.

“Estamos valorando la posibilidad de ser un poco más contundentes en la recomendación de que una mujer embarazada tenga planificado un viaje a la zona de riesgo, y si no es estrictamente necesario, valore no realizarlo”, señaló Simón, quien reiteró que en España el riesgo ante el virus es mínimo. EFE

Deja un comentario