El presidente del Colegio Dominicano de Periodistas, Olivo de León, denunció que la muerte del periodista Blas Olivo fue un homicidio premeditado y dudó de las versiones que hasta el momento han dado las autoridades sobre el hecho.

Dijo que quiere presentar al presidente Danilo Medina informaciones sobre el hecho, además de pedir su intervención para que se aclare y que caigan los verdaderos culpables. Desde la tarde del domingo 12 de abril de este año fue reportado desaparecido el periodista Blas Olivo, luego que a las 4:30 de la tarde saliera de Bonao, lugar donde participó en una actividad familiar, en este caso, un “cabo de año”, de un pariente. El cadáver fue hallado en Piedra Blanca, provincia Monseñor Nouel, según informó un familiar, quien no ofreció detalles sobre en qué condiciones se produjo el hallazgo. El cadáver fue llevado al Departamento de Patologia Forense de Santiago.

“No estamos culpando a la Policía, realmente lo que decimos es que esos no son los verdaderos responsables”, añadió Olivo ayer.

Manifestó que el caso del fenecido periodista tiene connotaciones oscuras porque desde el principio se dieron versiones “sacadas por las greñas”, con la muestra de unos videos editados que la Policía mostró y que atribuye las causas de la muerte a un robo “y resulta que no le robaron nada”.

“Segundo, le están atribuyendo el hecho a una banda delincuencial que se dedica a cometer todo tipo de delitos, y ustedes saben que la misma Policía nos ha enseñado que eso no existe”, manifestó.

Dijo que los distintos cambios de versiones y hechos extraños vinculados al crimen, dan ciertas connotaciones de crimen de Estado, “por eso nuestro llamado al presidente Danilo Medina a que ordene una investigación más acabada para que salga a flote la verdad y sean interrogados personas que aún no han sido requeridas por la autoridad”.

Precisó que posee informaciones, las cuales confirman que Blas Olivo tuvo acceso, a su vez, a una serie de informaciones, por las que recibió amenazas.

De León indicó que las investigaciones no han reflejado la verdad, y hay situaciones como la muerte de uno de los involucrados.

MUERTE DE “JOB” TRAJO OLEADA DE CONFUSIONES
El presidente del Colegio Dominicano de Periodistas había afirmado que con la muerte a tiros de José Miguel Rodríguez (Job), se iban eliminando los eslabones que pueden conducir a quién o quiénes ordenaron la muerte del periodista Blas Olivo, por lo que consideró que estos no son hechos fortuitos. Olivo De León dijo que la muerte de Job en una celda de la cárcel de Monte Plata, señalado por la Policía Nacional como el principal responsable del asesinato del comunicador, trae más sospechas, dudas y confusiones.

 

Deja un comentario