SANTO DOMINGO.- La Confederación Patronal de la República Dominicana (COPARDOM) identificó los aspectos estructurales que, desde su óptica, limitan la evolución del salario en la República Dominicana e hizo un llamado a atacarlos para dar paso a una mejor realidad salarial, en beneficio de los trabajadores y de la economía en general.

El presidente de la organización empresarial, Joel Santos, resaltó entre esos factores la alta tasa de desempleo ampliado, la rigidez de las normas laborales del país, la gran presencia de mano de obra indocumentada y las deficiencias en la capacitación del capital humano.

El dirigente empresarial sostuvo que, con una población económicamente activa de cinco millones de personas y un crecimiento anual de 2.2% de ese indicador, se requieren de 110,000 empleos por año, únicamente para mantener estables las tasas de desempleo de 2015.

“En términos generales, para poder mejorar los salarios de un forma más acelerada debemos atacar el problema del desempleo y subempleo, ya que la existencia de estos indica que con los salarios actuales existen personas dispuestas a entrar al mercado de trabajo formal bajo las condiciones de hoy”, proclamó el presidente de COPARDOM.

Señaló que, pese a todo, los salarios en el mercado formal han crecido a un ritmo de 5% anual, de acuerdo con informaciones oficiales de la Tesorería de la Seguridad Social (TSS).

Subrayó que en el país hay dificultades para cuantificar acertadamente el monto de los salarios pagados en la economía, debido a la existencia de compensaciones no nominales contempladas como parte integral del sueldo de un trabajador.

“Ejemplos de esas partidas son las asignaciones, propinas,  dietas, combustibles, vivienda, bonificaciones extraordinarias y otras, que imposibilitan medir la variable correctamente para fines de estudios económicos”, dijo. Y agregó: “Debemos entender, además, que tenemos un mercado informal del 55%  donde aún es más difícil medir los ingresos potenciales”.

El presidente de COPARDOM dijo que quienes proponen incrementos de salarios a partir del aumento de la productividad, pero basados en datos cerrados, deberían tomar en cuenta el comportamiento de la productividad del capital y el desarrollo de la tecnología, indicadores que resultan difíciles de determinar con las informaciones disponibles.

Reiteró que el país necesita repensar su modelo económico en forma  integral, con el objetivo de crear políticas inclusivas que impacten efectivamente toda la población y a la vez incidan positivamente en la formalización del empleo.

Advirtió que incrementos salariales sin analizar puntualmente particularidades de los sectores responsables del crecimiento económico del país, no son  recomendables.  “En RD tenemos sectores productivos de alto valor agregado, alto crecimiento y escaso impacto de mano de obra. Esos sectores no afectan los salarios de la economía,” explicó.

Santos sostuvo que el tema de los salarios merece una discusión adecuada en función del país que deseamos y en el contexto de  la Estrategia Nacional de Desarrollo.

“Hemos alcanzado un nivel de madurez que nos permite identificar soluciones a los retos que enfrentamos y ante ello, expresamos el compromiso de los empleadores en identificar nuevos esquemas de producción”, puntualizó.

Deja un comentario