BOGOTÁ, (EFE).-  La Corte Constitucional de Colombia dio vía libre, por seis votos a favor y dos en contra, a la posibilidad de que las parejas del mismo sexo adopten en igualdad de condiciones a las heterosexuales.

La decisión fue tomada durante la sesión de la Sala Plena de la Corte que resolvió una demanda contra tres artículos del Código de Infancia y Adolescencia que buscaba ampliar las condiciones para adoptar en Colombia y garantizar el derecho de los menores a tener una familia.

En los debates primó la posición de reconocer que las parejas homosexuales son tan idóneas como las heterosexuales para criar a niños adoptados.

La decisión quedó aplazada el pasado mes de abril, cuando el Constitucional colombiano pospuso una decisión sobre la adopción de niños por parte de parejas del mismo sexo, tras una votación que terminó en empate.

El pasado 18 de febrero el Constitucional había rechazado la adopción por parejas del mismo sexo, si bien entonces mantuvo la opción de hacerlo cuando el niño es hijo biológico de uno de los dos.

En aquella ocasión, la petición examinada por la Corte hacía referencia a la posibilidad de que una pareja del mismo sexo adopte a un menor, mientras que en este caso la solicitud se basó en el derecho de los niños a tener una familia, así esta esté conformada por una pareja homoparental.

La abogada, activista de la causa gay y representante a la Cámara por el partido Alianza Verde, Angélica Lozano, señaló a través de su cuenta en Twitter que “el 6-2 en la Corte Constitucional prueba que la realidad científica y práctica supera los prejuicios y la homofobia”.

En otro mensaje agregó que “se cae la injusta discriminación que prefería a niños en orfanato que en familia homoparental”.

El debate en el seno de la Corte se inició tras una acción judicial de Sergio Estrada, un profesor universitario de Medellín, con la que busca que tres artículos del Código de Infancia y Adolescencia sean modificados para que niños sin hogar puedan ser adoptados por parejas del mismo sexo.

Con la decisión de la Corte Constitucional, Colombia es un país en el que las parejas del mismo sexo pueden adoptar, pero todavía no se pueden casar, aunque la legislación les ha otorgado beneficios en seguridad social y pensiones, entre otros aspectos.

En Latinoamérica países como Argentina y Uruguay ya cuentan con legislación que permite la adopción de menores por parejas homosexuales, mientras que en Chile, Perú o Brasil se han presentado iniciativas que no han tenido consenso. EFE

Deja un comentario