SANTO DOMINGO.- El Tribunal Colegiado de la Cámara Penal del distrito judicial de Espaillat, impuso la condena de 30 años de prisión a un hombre que mató otro de varios disparos para robarle un arma de fuego.

El tribunal impuso la condena a José Francisco Hiciano Moya, después que lo declarara culpable de la muerte de Facundo Ovalles Jiménez, ocurrida entre las 3:30 y 4:00 de la tarde del 9 de febrero del 2014, en el municipio de Moca.

La Procuraduría Fiscal de Espaillat, que encabeza José Aníbal Carela, fue representada en el proceso por el fiscal Elvis M. García Hernández, quien demostró con diferentes medios de prueba que Hiciano Moya ocasionó la muerte a Ovalles Jiménez en medio de la acción delictiva.

El Ministerio Público probó que el imputado violó las disposiciones establecidas en los artículos 295, 304, 379 y 382 del Código Penal Dominicano, que castigan los delitos de homicidio voluntario, precedido del robo, y el 39, párrafo III, de la Ley 36 sobre Comercio, Porte y Tenencia de Armas.

El tribunal dispuso que el imputado cumpla la pena máxima en un centro penitenciario de esta demarcación.

Deja un comentario