Banco Central
Banco Central de la República Dominicana

SANTO DOMINGO.- El Cuarto Tribunal Colegiado del Distrito Nacional dictó este viernes penas de entre 5 y 10 años a cinco hombres hallados culpables de cometer robo, estafa, falsificación de documentos y otros delitos en perjuicio del Banco Central y del Estado dominicano.

Alexis Antonio Liriano Melo, empleado del Banco Central, fue condenado a 10 años de prisión; Antonio Carvajal de León, a 8 años; mientras que Andrés Julio Martínez, Engel Alexander Aquino Piñeiro y Julio Alexandro Guzmán Quezada, deberán cumplir 5 años cada uno.

Además, deberán pagar una multa de 5 millones 680 mil pesos, cada uno, a favor del Estado, y una indemnización de 10 millones, cada uno, al Banco Central.

Entre el 7 y el 11 de septiembre de 2011 la Fiscalía del Distrito Nacional, recordó hoy, que recibió dos denuncias del Banco Central donde exponían varios hechos con relación a la cancelación de certificados de inversiones de manera fraudulentas con identidades de los inversionistas falsas.

El Ministerio Público inició las indagatorias de lugar y determinó que el acusado Alexis Antonio Liriano, quien estaba asignado al área de bóveda donde guardan los certificados de inversiones, organizó una asociación criminal con los demás condenados, con la finalidad de retirar con documentos falsos sumas de dinero que se encontraban depositadas a través de certificados de inversión a plazo fijo.

Los condenados sustrajeron de la entidad bancaria 4 millones de pesos, contenidos en un certificado de inversión a nombre de Antonio Familia, y 1 millón 680 mil pesos, contenido en un certificado a nombre de Tenido Familia Díaz.

Para sustraer los certificados y posteriormente cambiarlo en el Banco de Reservas los condenados buscaron personas con facciones semejantes a los inversionistas y falsificaron sus cédulas de identidad.

Los condenados Antonio Carvajal de León y Engel Alexander Aquino Piñeiro se hicieron pasar por los inversionistas titulares de los certificados, se presentaron al Banco Central, con cédulas falsas, y luego cambiaron los certificados, mientras que Julio Alexandro Guzmán, fue la persona que los reclutó y confeccionó los documentos.

Con relación a Andrés Julio Martínez Feliz, suegro de Alexis Antonio Liriano Melo, cabecilla del grupo, tenía la función de asegurarse de que las transacciones se realizaban de manera correcta.

Liriano Melo fue enviado a la cárcel de Najayo y Antonio Carvajal de León a La Victoria, mientras que en los próximos días se determinará a qué recinto penitenciario serán enviados los demás condenados, debido a que éstos estaban en libertad.

Deja un comentario