Santo Domingo.- Los jueces del Cuarto Tribunal Colegiado condenaron a cumplir la pena de 30 años de prisión a Leonel Ogando Paulino (a) Kelvin, hallado culpable de quitarle la vida al sargento de la Policía Nacional, José Francisco Hernández La Paz.

Según la instancia, el hecho de sangre ocurrió en fecha 16 de junio del 2014, cuando la víctima transitaba por la calle Aroma del Mar del sector Luz Consuelo de Carretera Sánchez, en dirección a su residencia, luego de haber culminado su trabajo de vender hamburguesas.

“El hoy condenado interceptó a la víctima con intención de despojarlo de sus pertenencias, impactándolo con dos disparos que le ocasionaron la muerte. Al ser agredido, la víctima realizó un disparo logrando herir al acusado en una pierna” detalla la acusación.

Posteriormente, mientras el cuerpo sin vida de la víctima se encontraba tirado en el pavimento, el acusado tomó el arma de reglamento de Hernández La Paz, tratando de huir, pero producto de la herida cayó inconsciente, siendo hallado con dos pistolas en las manos por una patrulla policial.

El tribunal, conformado por los jueces Pilar Rufino, Daira Medina y Delio Germán, validó los elementos probatorios presentados por el Ministerio Público, representado en audiencia por las procuradoras fiscales Rosalba Ramos y Laura Vargas.

La Fiscalía ha calificado la conducta del acusado de violación a los artículos 295 y 304 del Código Penal Dominicano y los artículos 2, 3 y 39 del párrafo III de la Ley 36-65  sobre Comercio, Porte y Tenencia ilegal de Armas de fuego.

Leonel Ogando Paulino deberá cumplir la sentencia impuesta en la Penitenciaría Nacional de La Victoria.

Deja un comentario