SANTO DOMINGO. – Los jueces del Segundo Tribunal Colegiado del Distrito Nacional condenaron a 30 años de prisión a Robinson Michael de León (a) Buta, hallado culpable de ultimar de varios disparos a la víctima Abrahán Batista García y despojarlo de su arma de fuego en el cementerio Cristo Redentor, donde se desempeñaba como albañil.

El tribunal, conformado por los jueces Wendy Altagracia Valdez, Felipe Molina y Yissel Soto validó los elementos probatorios presentados por el Ministerio Público, que estuvo representado en audiencia por los procuradores fiscales Johnny Núñez Arroyo y Julio Saba Encarnación.

De acuerdo al expediente, el hecho de sangre ocurrió en fecha 19 de junio del 2015, cuando la víctima se encontraba esperando unos clientes en su lugar de trabajo, en compañía de sus hermanos Roberto y Pedro Batista Báez, quienes también se desempeñaban como albañiles en el referido cementerio.

“La víctima se alejó aproximadamente unos 50 metros del lugar donde estaban sus hermanos, cuando fue interceptado por el agresor Robinson Michael de León, quien sin mediar palabra alguna, le propinó múltiples disparos que le provocaron la muerte, y lo despojó de una pistola” manifestó la Fiscalía.

Asimismo, la Fiscalía detalló que el sentenciado intentó matar al señor Pedro Batista Báez disparándole en reiteradas ocasiones sin lograr impactarlo cuando éste trató de auxiliar a su hermano que se encontraba tirado en el suelo.

Robinson Michael de León deberá cumplir la condena impuesta en la Penitenciaría Nacional de la Victoria.

Deja un comentario